Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“No voy a usar el arma”, dijo Nisman a su colaborador

En esta imagen de archivo, tomada el 29 de mayo de 2013, Alberto Nisman, el fiscal encargado de investigar el ataque con bomba de 1994 a una mutual judía, habla con periodistas en Buenos Aires, Argentina. (Foto AP/Natacha Pisarenko, File)

Buenos Aires, 28 ene (EFE).- El informático que le prestó la pistola que acabó con su vida a Alberto Nisman, el fiscal que denunció a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por encubrimiento de terroristas, dijo hoy que le aseguró que no pensaba usar el arma.


Publicidad

“No te preocupes porque no la voy a usar (el arma)”, le dijo Nisman, según la versión de Lagomarsino, un estrecho colaborador del fiscal y el único imputado en la causa por su muerte, calificada de “dudosa” por la justicia.

Nisman, que investigaba un atentado contra la organización judía AMIA en Buenos Aires, que costó la vida a 85 personas, murió en su domicilio de un tiro en la cabeza el pasado día 18, la víspera de comparecer ante el Congreso para ampliar detalles de la denuncia que había presentado cuatro días antes contra la presidenta por encubrimiento de los iraníes señalados como presuntos autores.

Según Lagomarsino, el fiscal, que contaba con una custodia de diez policías, le llamó un día antes de su muerte y le pidió la pistola porque temía por sus hijas y no confiaba en sus guardaespaldas.

“Se quiebra y dice ¿vos sabes lo que es que tus hijas no quieran estar con vos por miedo a que les pase algo?”, relató Lagomarsino, que explicó que Nisman le aseguró que quería el arma “para llevar en la guantera” de su automóvil por si venía algún “loquito” y le atacaba por “traidor” tras la denuncia contra la presidenta.

Su abogado, Maximiliano Rusconi, anunció que tiene intención de pedir que declare Cristina Fernández, quien esta semana calificó al informático como un “feroz” opositor al Gobierno y al secretario de Presidencia, Aníbal Fernández, que ha sugerido que Lagomarsino está vinculado con los servicios secretos.

Mientras, la investigación sobre el caso Nisman avanza lentamente en medio de versiones cruzadas entre el Gobierno y la fiscal del caso, Viviana Fein.

El Ejecutivo utilizó hoy la cuenta oficial de Twitter de la Casa Rosada para desmentir a Fein sobre los motivos que llevaron a Nisman a interrumpir sus vacaciones, a mitad de enero, y regresar a Argentina para denunciar a la presidenta por encubrimiento.

Fein reveló hoy que, de acuerdo con la investigación, Nisman viajó de vacaciones a Europa y tenía billete de vuelta para el pasado 12 de enero, dos días antes de presentar su denuncia contra Fernández.

Apenas unos minutos después, el Gobierno desmintió la versión de la fiscal en el Twitter de la Casa Rosada publicando mensajes supuestamente enviados por Nisman a un grupo de allegados en los que aseguraba que suspendió un viaje por Europa con su hija “intempestivamente”.

“A veces en la vida los momentos no se eligen (…) Esto que voy a hacer ahora igual iba a ocurrir. Ya estaba decidido. Hace tiempo que vengo preparándome para esto, pero no lo imaginaba tan pronto”, señala uno de los mensajes.

“Me juego mucho en esto. Todo, diría”, continuaba Nisman.

El Gobierno sostiene que el fiscal interrumpió sus vacaciones porque alguien le reclamó con urgencia en Argentina para presentar una denuncia contra la presidenta que consideran “sin fundamento” y elaborada por terceros.

No es la primera vez que la Presidencia se involucra en el caso y recibe duras críticas por su intervención.

El fin de semana pasado difundió en Twitter los datos de viaje de Damián Patcher, el periodista que adelantó la noticia de la muerte de Nisman y que, tras haber dejado el país, dijo que se iba por miedo.

El vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Saenz, pidió hoy que se deje “trabajar tranquilas” a la fiscal Fein y a la jueza del caso.

“Hay que dejar que las magistradas trabajen tranquilas, pero si desde el Ejecutivo se opina de esta manera, es claramente una interferencia”, denunció.

Decenas de personas acudieron hoy al velatorio de Alberto Nisman, que será enterrado mañana, jueves, en un cementerio judío de las afueras de Buenos Aires. EFE