Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos mil familias huyen en Irak por avance de Estado Islámico

Fuerzas de seguridad iraquíes y combatientes tribales se concentran en Ramadi antes de atacar a los extremistas de Estado Islámico el 15 de abril del 2015. (AP Foto)

BAGDAD (AP) — La lucha de las fuerzas iraquíes por contener la ofensiva del grupo Estado Islámico sobre Ramadi, la capital de la provincia de Anbar, ha obligado a más de 2.000 familias a huir de sus hogares en el área, afirmó un funcionario iraquí este jueves.


Publicidad

El avance de los extremistas suníes hacia Ramadi, iniciado el miércoles cuando el Estado Islámico capturó tres pueblos suburbanos, es la mayor amenaza para la capital provincial.

Se considera el avance como una contraofensiva de los extremistas después de sufrir un revés este mes cuando las fuerzas iraquíes los desalojaron de Tikrit, la ciudad natal de Saddam Hussein.

Sattar Nowruz, del Ministerio de Migración y Desplazados, dijo que las familias que huyeron de Ramadi se encuentran en una situación difícil y que han acampado en los suburbios al sur y el oeste de Bagdad.

Agregó que se les han enviado carpas, alimentos y otros elementos de ayuda. El ministerio evalúa la situación junto con el gobierno provincial “para suministrar mejores servicios y ayuda a las personas desplazadas, que enfrentan condiciones difíciles”, agregó.

El jueves seguían los enfrentamientos esporádicos, según funcionarios de seguridad en Ramadi. El centro de la ciudad está firmemente en manos de las fuerzas del gobierno central de Bagdad, aunque algunos de los suburbios más alejados han caído ante el avance del Estado Islámico, que el año pasado capturó vastas zonas en el oeste y norte de Irak y un tercio de la vecina Siria. Ese avance relámpago paralizó al gobierno de Bagdad y sumió a Irak en su peor crisis desde el retiro de las fuerzas estadounidenses en 2011.

Los ataques aéreos de la coalición encabezada por Estados Unidos respaldaron a las fuerzas iraquíes el jueves concentrándose en los tres pueblos capturados el miércoles por los extremistas —Sjariyah, Albu-Ghanim y Soufiya_, dijeron funcionarios con la condición de no ser identificados por no estar autorizados a hablar con la prensa.

Dijeron que Ramadi parecía una ciudad fantasma con calles vacías y comercios cerrados después del éxodo de los residentes.

En su boletín radial en inglés en la emisora al-Bayan, Estado Islámico dijo haber tomado control desde el miércoles de por lo menos seis áreas y parte de una séptima al este de Bagdad, según el Grupo SITE de Inteligencia, de Estados Unidos, que vigila los cibersitios de los milicianos.

Ramadi y Faluya, al este, aproximadamente a mitad de camino de Bagdad, eran bastiones de al-Qaida durante la invasión y ocupación de ocho años liderada por Estados Unidos. En enero de 2014, Faluya fue la primera ciudad iraquí importante capturada por los extremistas del Estado Islámico. (I)