Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Siria acusa a Turquía por derrota en la ciudad de Idlib

La guerra en Siria ha sumido al 80% de sus habitantes en la pobreza, ha reducido la expectativa de vida en 20 años y ha llevado a pérdidas económicas masivas calculadas en más de 200.000 millones de dólares desde que el conflicto comenzó en 2010, de acuerdo con un informe divulgado el miércoles 11 de marzo de 2015 respaldado por la ONU. (Foto AP/Muhammed Muheisen, archivo)

BEIRUT (AP) — El presidente sirio, Bashar Assad, acusó a Turquía por la caída de la ciudad siria de Idlib, ocurrida el mes pasado ante combatientes islámicos, por considerar que el gobierno turco suministró “amplio apoyo” logístico y militar que resultaron decisivos en la batalla.


Publicidad

La caída de Idlib fue un duro revés para el gobierno de Assad. La ciudad fue capturada por combatientes de oposición encabezados por la filial de Al Qaeda en Siria, el Frente Nusra y el grupo ultraconservador Ahrar al-Sham.

Fue la segunda capital provincial que cae en manos de los milicianos en la guerra civil siria. La ciudad de Raqqa cayó en 2013 y ahora está en manos del grupo extremista Estado Islámico.

“El factor principal fue el amplio apoyo proveniente de Turquía: apoyo logístico y apoyo militar”, dijo Assad en una entrevista publicada el viernes en el diario sueco Expressen. La entrevista también fue publicada por la agencia noticiosa estatal siria SANA.

El ejército sirio ha perdido mucho terreno recientemente ante la oposición, incluso un cruce fronterizo con Jordania y otra ciudad en el sur.

Cuando se le preguntó si su ejército se había debilitado, Assad respondió que “es la repercusión natural y normal de toda guerra. Toda guerra debilita cualquier ejército, no importa cuán fuerte ni moderno sea”.

La prensa proestatal dijo que las fuerzas turcas bloquearon los sistemas de telecomunicaciones del ejército sirio en Idlib, lo que contribuyó a su derrota.

Turquía no manifestó reacciones inmediatamente sobre las acusaciones de Assad.

La guerra civil en Siria, ahora en su quinto año, ha matado a unas 220.000 personas y no tiene miras de concluir. (I)