Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Kremlin tacha de inhumano e infundado uso de bomba atómica sobre Hiroshima

El Kremlin tachó de inhumano e infundado el uso de la bomba atómica contra la ciudad japonesa de Hiroshima, que hoy recuerda el 70 aniversario de ese bombardeo efectuado por Estados Unidos.


Publicidad

“Ese fue el único y esperemos que el último ejemplo de uso del arma nuclear en la historia de la humanidad, un uso inhumano y de ninguna manera fundado”, declaró Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Peskov subrayó que esa tesis difícilmente puede ser rebatida por un historiador.

“El Kremlin recuerda este día junto a todos y expresa sus condolencias y solidaridad con el pueblo de Japón, que tuvo que experimentar dicha catástrofe, y confía en que esa tragedia nunca vuelva a repetirse”, dijo.

A su vez, declinó comentar las declaraciones del presidente de la Duma o Cámara de Diputados rusa, Serguéi Narishkin, quien sugirió la posibilidad de que los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki sean objeto de un tribunal internacional.

“El bombardeo nuclear de las ciudades japonesas, el único de la historia, aún no ha sido tratado por un tribunal militar internacional. Aún no. Pero sabemos que los crímenes contra la humanidad no prescriben”, dijo Narishkin durante una mesa redonda en la Universidad de Moscú.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, instó hoy a la comunidad internacional a abandonar el armamento nuclear, durante la ceremonia para conmemorar el 70 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica contra Hiroshima.

La bomba lanzada por un avión estadounidense sobre la ciudad nipona en 1945 acabó de forma fulminante con la vida de unas 80.000 personas, cifra que aumentaría en los siguientes años debido al efecto de la radiación sobre los habitantes de Hiroshima.

Después de ese ataque, EEUU lanzó una segunda bomba nuclear el 9 de agosto de 1945 sobre la ciudad de Nagasaki, lo que forzó la capitulación de Japón seis días después y puso fin a la II Guerra Mundial.

Algunos historiadores rusos consideran que Washington decidió lanzar la bomba atómica ante la amenaza de que las tropas soviéticas conquistaran Japón por orden de Stalin. EFE [I]