Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Canciller saudí reitera que “en el futuro de Siria no hay lugar para Asad”

Bachar al Asad

El ministro saudí de Asuntos Exteriores, Adel al Jubeir, reiteró hoy en Moscú que “en el futuro de Siria no hay lugar para (el presidente sirio, Bachar el) Asad” y que su país no se sumará a una hipotética coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) que integre al Gobierno de Damasco.


Publicidad

“La postura de Arabia Saudí sobre la crisis en Siria no ha cambiado. En que en el futuro de Siria no hay lugar para Asad”, dijo Al Jubeir en rueda de prensa conjunta con su colega ruso, Serguéi Lavrov, con el que se reunió en Moscú.

En contra de lo que sostiene Rusia, agregó el ministro saudí, Riad cree que “la causa de la aparición del EI es precisamente el comportamiento de Asad, que dirigió sus armas no contra el EI, sino contra su pueblo”.

Al mismo tiempo, Jubeir subrayó que su país no puede apoyar el plan presentado la pasada semana por el Kremlin para combatir a los yihadistas en Siria y que propone una alianza militar que incluya al Gobierno y oposición sirios.

Lavrov insistió en que “el problema de Bachar el Asad” no puede ser resuelto “por la vía militar”, porque en ese caso, advirtió, “el EI y demás terroristas” tomarían el poder en Siria.

“Asad no amenaza a ningún país vecino, mientras que el EI no sólo amenaza públicamente a Irak, Siria y Arabia Saudí, sino que elabora mapas que abarcan desde España hasta Pakistán”, recordó el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov, presentó la semana pasada en Doha a su colega estadounidense, John Kerry, un plan para luchar contra los yihadistas firmado por el presidente ruso, Vladímir Putin, que propone crear una coalición internacional que incluya a Damasco, la oposición siria y los kurdos.

Moscú considera que una coalición militar que una a Damasco con la oposición en la lucha contra un enemigo común impulsará el proceso político en Siria.

Por contra, Estados Unidos se plantea extender sus ataques aéreos a las tropas de Asad, aunque de momento, sólo si éstas atacan a las milicias armadas de la oposición entrenadas y apoyadas por Occidente.

Rusia ha reiterado en muchas ocasiones sus críticas a las potencias occidentales por minar las posiciones de Damasco, aduciendo que esa estrategia únicamente debilitará la capacidad de lasautoridades sirias para hacer frente a la amenaza yihadista. EFE [I]