Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El opositor Aécio Neves dice que Brasil “no acepta más tanta corrupción”

Aécio Neves, líder de la oposición brasileña. Foto de Archivo, La República.

Brasilia, (EFE).- El excandidato presidencial brasileño Aécio Neves se sumó a las manifestaciones contra el Gobierno de Dilma Rousseff que se realizan hoy en todo Brasil y aseguró que la población “no acepta más tanta impunidad, tanta mentira y tanta corrupción”.


Publicidad

Neves, presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), participó en una protesta realizada en Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais y considerada como su fortín electoral, en la que participaron unas 7.000 personas.

Esta es la tercera jornada de protestas realizada este año y todas fueron convocadas por grupos de la oposición ajenos a la política formal, que incluyen sectores minoritarios que exigen el inicio de un juicio con miras a la destitución de Rousseff, que fue reelegida en octubre en unos reñidos comicios frente a Neves.

Los manifestantes protestaron por los escándalos de corrupción en la estatal Petrobras, de la que fueron desviados según cifras de la misma empresa unos 2.000 millones de dólares en la última década, y por la delicada situación de la economía, que este año se encogerá en torno a un 1,5 %, según las proyecciones del Gobierno.

“Quien va a sacar al país de esta crisis es el pueblo, expresando su malestar como lo hace hoy”, declaró Neves, quien consideró estas manifestaciones como un “despertar de los brasileños”.

En su breve discurso, Neves hizo alusión a un proceso en marcha en órganos de contraloría del Estado sobre unas maniobras fiscales que el Gobierno habría hecho en 2014 para “maquillar” sus cuentas y a las sospechas que existen de que dinero desviado de Petrobras fue usado en la campaña electoral de Rousseff el año pasado.

“Los tribunales de cuentas y electorales tienen que funcionar, así como lo hace el Ministerio Público (con la investigación en la estatal Petrobras), porque solo así tendremos una democracia sólida, en la que todos deberán cumplir las leyes, incluido el Presidente de la República”, declaró Neves aclamado por los manifestantes.

El líder socialdemócrata, quien dijo participar en la protesta “como ciudadano, no como político”, fue derrotado por Rousseff en la segunda vuelta de las elecciones de octubre pasado por apenas tres puntos porcentuales, una mínima diferencia que expresó la división del país frente al actual Gobierno.

Por los escándalos en Petrobras, que son uno de los principales motivos de las manifestaciones de hoy, han sido detenidos decenas de empresarios y políticos, incluidos reconocidos líderes del Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen Rousseff y su antecesor y padrino político Luiz Inácio Lula da Silva.

Según cálculos preliminares de la Policía, decenas de miles de personas se han movilizado hoy en más de un centenar de ciudades de al menos diez de los 27 estados del país.

La mayoría de los manifestantes acudió vestida con los colores verde y amarillo de la bandera nacional y muchos exhibieron carteles en los se leía “Fuera Dilma” o “Impeachment”, por la figura del derecho anglosajón que se usa en Brasil para definir la destitución de un jefe de Estado.

En respuesta a las protestas de hoy, el PT ha convocado diversos actos “en defensa de la democracia” y “contra el golpe” en todo el país, para el próximo jueves. EFE

(I)