Ecuador. Jueves 23 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Superintendente de Información” argentino se atrinchera en su oficina tras ser destituido

Martín Sabbatella titular de la AFSCA, Foto difundida por Diario La Nación de Argentina. http://www.lanacion.com.ar/

El gobierno del presidente argentino Mauricio Macri ha presentado una denuncia penal en contra de Martín Sabbatella, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) después que este se negara a salir de la oficina, tras ser destituido por un decreto del presidente Macri.

Publicidad

La denuncia contra el titular del AFSCA es por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de poder”, según reporta el sitio del diario Clarín. Sabatella, que fue nombrado por la presidenta Cristina Kirchner, debía ejercer su cargo hasta 2017. La AFSCA tiene funciones similarse a la Superintendencia de Información de Ecuador, y ha sido acusada de perseguir a los medios de comunicación críticos con el gobierno de Kirchner.

“Ambos organismos y sus autoridades no responden a la nueva estructura orgánica de la Ley de Ministerios”, dijo en una rueda de prensa el ministro de Telecomunicaciones, Óscar Aguad.

“Existe una rebeldía de las autoridades”, señaló Aguad ante la decisión de los titulares de la Afsca y la Aftic, nombrados bajo la gestión de Cristina Fernández (2007-2015), de no dimitir tras el cambio de Gobierno.

“Esta rebelión justifica la intervención porque si no estamos en un caos”, agregó el ministro, quien tildó de “militante político” al titular de la Afsca, Martín Sabbatella, y le acusó de haber “utilizado la ley de medios audiovisuales para atacar a ciertos medios y beneficiar a otros”.

En la Casa Rosada entienden que Sabbatella, que presentó un habeas corpus para permanecer en su cargo, está incumpliendo la ley al “mantenerse en el cargo pese a ser removido”.

“Yo voy a estar en mi oficina esperando lo que diga la Justicia”, afirmó el dirigente kirchnerista, que estuvo acompañado por las Madres de Plaza de Mayo, con Hebe de Bonafini a la cabeza, en su despacho.

Altas fuentes del Gobierno confirmaron a Clarín que si el juez toma la denuncia y el dirigente de Nuevo Encuentro no abandona su despacho, podría ser desalojado por la fuerza pública. Además, señalaron que el interventor designado Agustín Garzón, tomaría control de las cuentas del organismo.

Sabbatella, por su parte, presentó un habeas corpus ante el Juzgado en lo Criminal de Instrucción n° 39 de la Ciudad que disponga su “libertad individual y ambulatoria” ya que consideró que estaba “amenazada por un acto proveniente de autoridad incompetente, con empleo del aparato de fuerza del Estado”.

Según informó a través de un comunicado, también pidió “el inmediato cese de todo acto turbatorio del normal funcionamiento de AFSCA y el resguardo de los empleados y funcionarios del organismo”. (I)