Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rajoy, reelegido presidente del gobierno español

El líder del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy a su salida del congreso tras ser investido hoy presidente del Gobierno por mayoría simple al conseguir 170 votos a favor, del PP, Ciudadanos, CC, Foro y UPN, 111 en contra y 68 abstenciones de socialistas, esta tarde en la Cámara Baja. EFE/FERNANDO VILLAR

MADRID (AP) — El presidente interino Mariano Rajoy consiguió el sábado suficientes votos en el parlamento para poder formar gobierno, lo que pondría fin a 10 meses de estancamiento político.

Publicidad

Rajoy, líder del centroderechista Partido Popular, gana así un segundo período con 170 votos a favor, 111 en contra y 68 abstenciones.

Rajoy necesitaba una mayoría en el parlamento de 350 escaños durante la primera votación realizada el jueves, pero no la logró. El sábado sólo necesitaba más votos a favor que en contra.

Antes del voto contaba con el apoyo de 170 legisladores, de los cuales 137 son de su propio partido.

El opositor Partido Socialista resolvió el estancamiento la semana pasada al acceder a abstenerse en la segunda votación. Sin embargo 15 de sus diputados votaron en contra de Rajoy el sábado.

Durante la votación cientos de manifestantes protestaron en contra del PP por las calles de Madrid.

El ex líder de los socialistas Pedro Sánchez renunció a su escaño parlamentario la mañana del sábado, con lo que sólo 349 parlamentarios participaron en el proceso. Sánchez, entre lágrimas, dijo que no se podía oponer a la decisión de su partido de permitir un gobierno de Rajoy, pero igualmente no podía alzar su voto a favor del PP.

Mayo de 2011. Rajoy pidió ayer la convocatoria anticipada de elecciones presidenciales en España después del triunfo del PP el domingo.

Mayo de 2011. Rajoy pidió ayer la convocatoria anticipada de elecciones presidenciales en España después del triunfo del PP el domingo.

De Rajoy, de 61 años y cuya carrera política empezó a mediados de los 80, siempre se ha destacado que es un político casi imperturbable, poco dado a mostrar estados de ánimo y, sobre todo, con una gran capacidad para resistir todo tipo de situaciones.

Después de hacer política local en Galicia dio el salto a Madrid a principios de los años 90 y en 1996 se convirtió en ministro del Gobierno de José María Aznar.

Fue este histórico líder del centroderecha español quien eligió a Rajoy como su sucesor entre un ramillete de posibles candidatos, alguno de ellos aparentemente más brillante pero con menor capacidad para amoldarse a las circunstancias y para saber esperar.

En 2004 parecía que Rajoy tocaría techo y se convertiría en jefe del Ejecutivo, pero la conmoción por los atentados de islamistas radicales en Madrid – casi 200 muertos – tres días antes de los comicios y la pésima gestión que el Gobierno del PP hizo de la tragedia causaron la derrota del partido y el ascenso al poder de los socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero.

Empezó un período difícil para Rajoy, a quien incluso pusieron cerco destacados críticos dentro del partido cuando en 2008 volvió a perder las elecciones ante Zapatero, esta vez con más claridad.

No obstante, resistió los embates y mantuvo el poder en el partido, mientras ya se vislumbraba una crisis económica brutal que se llevó por delante a varios gobiernos europeos, entre ellos al ejecutivo socialista en España.

A finales de 2011 Rajoy vio realizado su sueño y en las elecciones de noviembre el PP ganó por mayoría absoluta, con 186 escaños, cifra superior incluso a la que tuvo Aznar en el año 2000.

Durante cuatro años, los duros ajustes y los casos de corrupción vinculados a personalidades y cargos públicos del PP pasaron factura y en los comicios de diciembre pasado el partido perdió 59 diputados, aunque mantuvo el primer puesto.

Rajoy no perdió la compostura y, por primera vez en democracia, en febrero declinó el ofrecimiento del rey Felipe VI de optar a la reelección por considerar que no tenía apoyos.

Reunión de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en La Moncloa, este miércoles. / LUIS SEVLLANO

Reunión de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en La Moncloa, este miércoles. / LUIS SEVLLANO

Ya como presidente interino, sin competencias plenas, Rajoy vio desde su escaño al socialista Pedro Sánchez intentar reemplazarle sin éxito.

La repetición electoral de junio permitió al PP mejorar sus resultados, todavía lejos de una mayoría de gobierno, pero Rajoy está vez sí acudió al debate de investidura, para quedar a seis escaños de ser reelegido.

Pese a ese traspié ya dejó caer que seguiría intentando ser presidente mientras hubiera plazo legal para ello.

Hoy, a dos días de culminar ese plazo que hubiera supuesto una nueva convocatoria electoral, Rajoy fue elegido por el Congreso gracias a la abstención de su rival histórico, el PSOE, que arde ahora en una crisis sin precedentes.

La famosa frase de Camilo José Cela toma forma de nuevo en la persona de Rajoy: “En España, el que resiste, gana”. Lo más probable es que Rajoy sea juramentado el domingo por el rey Felipe VI.

El presidente en funciones del gobierno de España y líder del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, habla en el parlamento antes de un pirmer voto de confianza el jueves, 27 de octubre del 2016, en Madrid. (AP Foto/Francisco Seco)

El presidente en funciones del gobierno de España y líder del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, habla en el parlamento antes de un pirmer voto de confianza el jueves, 27 de octubre del 2016, en Madrid. (AP Foto/Francisco Seco)

Publicidad