Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición de Nicaragua calcula abstención en el 80%

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (i), y su esposa, Rosario Murillo (d), posan después de votar hoy, domingo 6 de noviembre de 2016, durante las elecciones generales nicaragüenses, en Managua (Nicaragua). EFE/Rodrigo Arangua/Pool

Managua, 6 nov (EFE).- Líderes de la principal coalición opositora de Nicaragua, el Frente Amplio Democrático (FAD), que no compiten en las elecciones generales de este domingo, aseguraron hoy que la abstención “ha sido masiva”, lo que consideraron una manifestación “del rechazo a la farsa electoral” en el país.

Publicidad

“En todo el país el abstencionismo ha sido masivo”, afirmó la antigua aspirante a la Vicepresidencia de la principal fuerza opositora, Violeta Granera, en rueda de prensa.

“Hemos hecho un cálculo de 70 % a 80 %” de abstención, “inclusive en municipios donde tradicionalmente” el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) “ha tenido mayoría”, indicó Granera, en base a un informe preliminar de los observadores del FAD desplegados en las afueras de los centros de votación.

Los líderes de la FAD instaron durante la campaña a los ciudadanos a ejercer la “abstención activa” en las comicios de este domingo, que califican de “farsa”, en los que no participan tras ser afectados por una serie de fallos judiciales.

“La asistencia del pueblo a las juntas receptoras de votos ha sido la menor observada en elección alguna realizada en Nicaragua en los últimos 30 años”, sostuvo Granera.

Para la dirigente, “esta elevadísima abstención es la expresión del rechazo a la farsa electoral”.

“El sistema electoral debe ser reformado en su totalidad y deben realizarse elecciones verdaderas, competitivas y libres en el país”, señaló.

El jefe de campaña de la candidata a vicepresidente de la opositora Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), David Salazar, dijo a Efe que el nivel de abstención observado a pocas horas que cierren los colegios electorales “es algo insólito y preocupante”.

Ese colectivo calcula la abstención, hasta el momento, en un 60 %, según dijo.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) se mostró por su lado este domingo optimista con la afluencia de personas a las Juntas Receptoras de Votos (JRV), pese a que no se observó un flujo masivo de votantes.

Nicaragua llega a esta elección general con una nueva y criticada candidatura del presidente de país, el sandinista Daniel Ortega, ahora junto a su esposa, Rosario Murillo, como aspirante a vicepresidente.

Ortega, que cumplirá 71 años el 11 de noviembre, ha dirigido el segundo país más pobre de América Latina, después de Haití, en dos etapas: la primera desde 1985 hasta 1990, cuando fue derrotado por Violeta Chamorro (Unión Nacional Opositora), y la segunda, desde 2007, al vencer en las presidenciales celebradas un año antes y también en las de 2011.

Los comicios se celebran, además, en medio de una gran tensión debido a que los poderes Judicial, Electoral y Legislativo anularon al FAD y lo que, en la práctica, despejó el camino a Ortega, líder FSLN, ya que el resto de partidos que compiten son minoritarios.

Un total de 4,34 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.EFE

Publicidad