Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El ex director del FBI acusa en el Senado a Trump de “mentir y difamar”

James Comey

Washington.- El exdirector del FBI James Comey aseguró hoy ante el Senado de EE.UU. que el Gobierno del presidente Donald Trump decidió “difamarlo” cuando explicó las razones por las que había sido despedido el mes pasado.


Publicidad


Al comienzo de una esperada audiencia frente al Comité de Inteligencia del Senado, Comey aseguró estar “sorprendido” y “confuso” sobre la decisión del mandatario de prescindir de él al frente del Buró Federal de Investigación (FBI).

Asimismo, Comey, despedido el pasado 9 de mayo de manera fulminante por Trump, aseguró que la Administración del mandatario republicano vertió sobre él “mentiras” que siente que “el FBI haya tenido que oír“.

La Administración eligió difamarme a mí y, de manera mucho más grave al FBI, al decir que la organización estaba sumida en el caos (…), que su personal había perdido la confianza en su líder. Esas fueron simple y llanamente mentiras“, apuntó Comey.

En el testimonio, el exjefe del Buró aseguró que el “FBI es honesto, fuerte e independiente” y que funcionará bien con o sin él.

Comey también explicó que él documentó sus encuentros a solas con el presidente de EE.UU., Donald Trump, porque temía que después este “mintiera” sobre el contenido de sus conversaciones.

Estaba honestamente preocupado por el hecho de que el pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestro encuentro“. “Sabía que podría llegar un día en que pudiera necesitar un registro de lo que pasó no sólo para defenderme, sino para defender al FBI“, agregó ante los senadores, bajo juramento.

El exdirector del Buró dijo además que solamente se reunió con el expresidente Barack Obama en tres ocasiones en sus ocho años de mandato, y que nunca sintió la necesidad de documentar sus encuentros con él, al igual que tampoco lo hizo mientras era un alto funcionario del Departamento de Justicia en la época del mandatario republicano George W. Bush.

Comey insistió en que Trump había reconocido su buen desempeño al frente del FBI en varias ocasiones, incluido un momento en el que le susurró, en un abrazo en la Casa Blanca, que “estaba deseando” empezar a trabajar con él.

No sé por qué fui despedido“, zanjó al ser preguntado a ese respecto. “Tal vez por la forma en la que dirigía la investigación rusa (sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones e 2016 en EE.UU.) y la presión que esto ejercía sobre él“, agregó.

Este testimonio es la réplica directa del exdirector del FBI, acusado por Trump de haber sumido la agencia de investigación federal en el “caos” y haber perdido la confianza de los rangos inferiores.

Esa fue la justificación de Trump para tomar una medida inusual con el despido, que sorprendió a demócratas y republicanos y ha elevado las peticiones de investigar si el presidente cometió obstrucción a la Justicia en su gestiones.

Trump ha llegado a reconocer, que pese a que tomó en cuenta un informe del vicefiscal general, Rod Ronsenstein, sobre la gestión de Comey, en su decisión de cesar el exdirector pesó el papel que este jugaba en la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 en EE.UU. y la posible coordinación con miembros de la campaña del entonces candidato republicano.

Con información de EFE.

(I).