Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mundo reacciona ante decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

Las banderas de EE.UU. y de Israel son proyectadas en el muro de la ciudad de Jerusalén, el 6 de diciembre del 2017. EFE/Abir Sultan

Berlín, 6 dic (EFE).- La canciller de Alemania, Angela Merkel, aseguró hoy que no comparte la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel al considerar que el estatus de la ciudad “debe negociarse en el marco de una solución de dos Estados”.


Publicidad

“El Gobierno alemán no apoya esta posición”, manifestó Merkel en un breve mensaje difundido en Twitter por su portavoz, Steffen Seibert, después de que Trump confirmara en público su decisión.

Merkel mantuvo así la postura tradicional del Ejecutivo alemán, compartida también por el líder socialdemócrata, Martin Schulz.

“Apoyamos la solución de dos Estados. A pesar de las dificultades es la única solución que puede traer una paz duradera y satisfacer las fundadas esperanzas de ambas partes“, manifestó Schulz también a través de Twitter.

Horas antes Schulz había acusado al presidente estadounidense de “enterrar” la estabilidad internacional con sus planes y había augurado “una nueva escalada del conflicto”.

Berlín guarda la norma de la cautela ante cualquier crítica hacia la política de Israel, por razones de responsabilidad histórica de Alemania hacia el Estado judío, aunque sí se ha sumado a las condenas internacionales en cuestiones como la construcción de nuevos asentamientos en los territorios ocupados.

Francia considera lamentable

Argel, 6 dic (EFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó hoy de “lamentable” la decisión de su colega estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital del Estado de Israel e instó a todas las partes a la calma y a la responsabilidad.

Macron, que realiza una visita oficial a Argel, dijo a la prensa que el paso más importante ahora es “evitar la violencia a toda costa y favorecer el diálogo”.

“El compromiso de Francia y Europa es con la solución de los dos estados, Israel y Palestina, viviendo uno al lado del otro en paz y seguridad en fronteras internacionalmente reconocidas, con Jerusalén como capital de ambos“, afirmó.

“Por ahora, pido calma, tranquilidad y responsabilidad a todos. Francia está preparada, al igual que sus socios, para tomar todas las iniciativas útiles en esta dirección”, concluyó el presidente francés.

Macron llegó esta mañana a Argel, última etapa de una gira por África, para una visita de apenas doce horas ante de viajar a Catar. EFE

Turquía condena

Estambul, 6 dic (EFE).- El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, condenó hoy el reconocimiento del Gobierno estadounidense de Jerusalén como capital de Israel y el traslado a esa ciudad de su embajada en Tel Aviv.

“Hemos recibido con gran preocupación el anuncio irresponsable del Gobierno estadounidense de que reconoce Jerusalén como capital de Israel y que trasladará su embajada en Israel a Jerusalén, y lo condenamos”, escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

“Esta decisión es una clara violación del derecho internacional y de las decisiones de Naciones Unidas al respecto”, concluye el mensaje, difundido en turco y en inglés.

Más tarde, el Ministerio de Exteriores emitió un comunicado en términos parecidos al tuit de Çavusoglu, en el que recordó que “varias resoluciones de Naciones Unidas subrayan que la cuestión palestina solo se puede resolver mediante un Estado de Palestina soberano, independiente y contiguo, con Jerusalén Este como capital“.

“Es inaceptable que Estados Unidos, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ignore este hecho”, señala el texto.

“Hacemos un llamamiento al Gobierno estadounidense para que reconsidere esta decisión errónea, que puede tener consecuencias muy negativas, y evite dar pasos irreflexivos que dañen la identidad multicultural y el estatus histórico de Jerusalén”, concluye.

El Parlamento turco, a su vez, emitió una declaración conjunta, firmada por los cuatro partidos presentes en el hemiciclo, que condena igualmente el previsto traslado de la embajada estadounidense en Israel.

El comunicado recuerda que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó en 1980 la anexión de Jerusalén Este por Israel y considera “todas las decisiones del Gobierno israelí al respecto como contrarias a derecho”, al tiempo que decidió no ubicar en Jerusalén ninguna misión diplomática.

El Parlamento considera el anuncio de Washington del traslado de la embajada “inaceptable” y declara su “voluntad firme e indiscutible de rechazar las iniciativas temerarias para cambiar el estatus histórico de Jerusalén, contraviniendo las decisiones de Naciones Unidas”.

En varias ciudades de Turquía se registraron protestas de agrupaciones nacionalistas que condenaban igualmente la decisión estadounidense.

En la ciudad de Adana, cerca de donde se ubica la base aérea estadounidense de Incirlik, los manifestantes quemaron banderas de EEUU y efigies del presidente, Donald Trump, al tiempo que enarbolaron pancartas con lemas de “EEUU fuera de Adana”.

En la ciudad de Manisa, en el oeste de Anatolia, incluso se vieron lemas como “Seréis vencidos y arrojados al infierno” o “Aunque corra la sangre a mares, salvaremos Al Aksa”, en referencia al santuario musulmán central de Jerusalén, según recoge la agencia semipública turca Anadolu. EFE

Varios manifestantes gritan eslóganes durante la protesta contra el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, en la mezquita Fatih de Estambul, Turquía, el 6 de diciembre del 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó hoy que su país reconocerá desde ahora a Jerusalén como capital de Israel y ordenó iniciar un proceso de varios años para trasladar allí la embajada norteamericana en el país. EFE/Tolga Bozoglu

Londres seguirá reconociendo a Tel Aviv como la capital judía

Londres, 6 dic (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, consideró hoy “poco útil” para la paz la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital del Estado de Israel.

La jefa de Gobierno británica subrayó en un comunicado que el Reino Unido mantiene Tel Aviv como base para su embajada en Israel y “no tiene planes de trasladarla”.

“Nuestra postura sobre el estatus de Jerusalén está clara y se ha mantenido durante mucho tiempo. Debe determinarse en un acuerdo negociado entre israelíes y palestinos”, señaló la primera ministra.

Jerusalén debe “en último término, ser la capital compartida de los Estados de Israel y de Palestina”, dijo May, que resaltó que Londres considera Jerusalén Este como “parte de los territorios palestinos ocupados”.

“Compartimos con el presidente Trump el deseo de terminar con este conflicto. Damos la bienvenida a su compromiso expresado hoy sobre una solución de dos Estados negociada entre las partes”, agregó la jefa de Gobierno conservadora.

La mandataria británica resaltó además que el proceso de paz “debe desarrollarse en una atmósfera sin violencia” y llamó a todas la partes a “trabajar juntas para mantener la calma”. EFE

Entretanto, en la Unión Europea

Bruselas, 6 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) expresó hoy su “grave preocupación” por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel, en especial por la repercusión que puede tener en el proceso de paz en Oriente Medio.

“La UE expresa grave preocupación por el anuncio de hoy del presidente de EEUU sobre Jerusalén y las repercusiones que esto puede tener en las perspectivas de paz“, indicó la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, en un comunicado.

Recordó que la posición europea, que busca una solución de dos Estados, “permanece sin cambios”.

“Deben cumplirse las aspiraciones de ambas partes y se debe encontrar una manera, a través de negociaciones, de resolver el estatus de Jerusalén como la futura capital de ambos Estados”, afirmó.

Mogherini aseguró que la UE y sus Estados miembros “continuarán respetando el consenso internacional sobre Jerusalén” contemplado, entre otros, en la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU, que incluye “la localización de sus representaciones diplomáticas hasta que el estatus final de Jerusalén sea resuelto”.

Así, la UE pidió “a todos los actores sobre el terreno y en la región que muestren calma y moderación para evitar cualquier escalada”.

Mogherini insistió en la necesidad de “centrarse en crear las condiciones para unas negociaciones directas y significativas que puedan resolver todos los asuntos finales sobre el estatus” de esa ciudad.

En ese contexto, garantizó que la Unión “está dispuesta a apoyar este proceso” y que “seguirá implicándose con ambas partes y sus socios regionales e internacionales, incluyendo el Cuarteto (para Oriente Medio), para tal fin”.

“La UE reitera su firme compromiso con la solución de dos Estados y con sus políticas”, recordó, tal y como ha aprobado el Consejo de la Unión (los países) en sucesivas conclusiones.

Mogherini subrayó que “una solución negociada de dos Estados, que cumpla las aspiraciones de ambas partes, es la única manera realista de lograr la paz duradera y la seguridad que tanto israelíes como palestinos merecen”. EFE

El presidente Donald Trump, en discurso desde la Sala de Recepción Diplomática de la Casa Blanca en Washington, reconoce a Jerusalén como la capital de Israel, miércoles 6 de diciembre de 2017. (AP Foto/Evan Vucci)