Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Diagnósticos

Por Xavier Vizcaíno
Quito, Ecuador

¿Por qué Ecuador, a pesar de sus ventajas, no ha sido capaz de despegar? ¿Por qué la mayoría de sus habitantes no disfruta de seguridad y bienestar? Estos son temas presentes en los diagnósticos instantáneos, lance intelectual en el que los ecuatorianos somos tan prolíficos. Los hacemos todo el tiempo y sobre todos los temas:  la política, la economía, la cultura, la música, el fútbol, el tráfico…

Por Xavier Vizcaíno
Quito, Ecuador


Publicidad

¿Por qué Ecuador, a pesar de sus ventajas, no ha sido capaz de despegar? ¿Por qué la mayoría de sus habitantes no disfruta de seguridad y bienestar? Estos son temas presentes en los diagnósticos instantáneos, lance intelectual en el que los ecuatorianos somos tan prolíficos. Los hacemos todo el tiempo y sobre todos los temas:  la política, la economía, la cultura, la música, el fútbol, el tráfico…

Una multitud de diagnósticos express y conversaciones de salón inician con la frase “nuestro problema es que…” y se extinguen en lo anecdótico y lo descriptivo. Los análisis saltan del enunciado directamente al ejemplo, con una impaciencia que interrumpe la necesaria abstracción para una formulación trascendente. Pasamos con rapidez a la casuística, urgidos por comprobar nuestras aceleradas formulaciones mentales, sin importar lo falaces que resulten.

El apresuramiento del diagnóstico lleva a la abreviación extrema del análisis. Solemos dividir la población en dos, utilizando para ello cualquier aparente diferenciación: los de izquierda y los de derecha. Los indios y los mestizos. Los ricos y los pobres. Los religiosos y los ateos. Los liguistas y los emelecistas. La simple polarización por ejes arbitrarios coloca a las personas (ni siquiera a sus ideas) en una especie de damero con casillas fijas y rara vez les permitimos ni siquiera un enroque.

Una consecuencia del análisis superficial es la confusión entre el problema y sus indicios. Se tiende a dar por concluido el diagnóstico apenas identificados los síntomas. En consecuencia, en lugar de investigar los problemas, tendemos a buscar culpables. Limitarnos a la superficie de los fenómenos deja intacto el sustrato de las causas, allí donde están las raíces y los nutrientes. Nos conformamos con arrancar la mala hierba, que es solo una lógica derivación de lo que subyace en el terreno.

A riesgo de caer en mi propia observación respecto al apresuramiento para ejemplificar, quiero proponer como caso de estudio la realidad política del país. Hemos realizado multitudes de análisis, diagnósticos, consultorías, tesis de grado, libros y artículos de opinión (como este mismo, tal vez), sobre el tema. Si tan solo ese esfuerzo intelectual se hubiera invertido en ciencia y tecnología…en fin. Pero al final de cuentas, todo queda igual. La oposición política de cada régimen tiende a mirar al grupo, partido o personaje que ejerce el poder ejecutivo como la suma y la explicación de todos los males que padece la Patria. Y se queda allí su análisis. Este pobre diagnóstico del problema lleva a soluciones igualmente paupérrimas, siguiendo el razonamiento: “si el problema es que Fulano esté en el poder, la solución consiste en conseguir un reemplazo para Fulano”. La experiencia nos indica que Mengano no hace más que repetir y amplificar el comportamiento de su predecesor, con apenas algunos cambios de estilo.

Si los sectores que están en desacuerdo con la conducción política actual , marcadamente autoritaria e irrespetuosa del derecho a disentir, se conforma y contenta con proponer un cambio de grupo en ejercicio del poder, lamento decir que no se habrá solucionado absolutamente nada, pues la situación actual no es más que el resultado lógico de la forma jerárquica y vertical, profundamente clasista, con la que los ecuatorianos nos relacionamos desde hace siglos, en la que concebimos que unos viven para mandar y otros para obedecer. Hemos tejido, por años, un sistema de relaciones de poder basado en favores y excepciones, en vínculos familiares y privilegios, en trámites engorrosos que estimulan la venta de exoneraciones. En “la regalada gana”, en el “va porque va” y en el “avanza y nada lo detiene”. Un sistema fundamentado, digámoslo de una vez, en relaciones corruptas de poder, en el que la política tiene tanta influencia en las decisiones e iniciativas ciudadanas, que es capaz de opacarlas, silenciarlas, devorarlas.

La rotación en el poder, provocada por un sistema de relaciones jerárquicas, no es más que el reposicionamiento de un ciclo de favoritismos, donde los grupos de oposición solo esperan a que les llegue su turno. Solo un sistema tan piramidal puede admitir que un Presidente de la República caricaturice, prácticamente sin consecuencias, a un sector de la población como “…infantiles con plumas, con ponchos”, y que la población, feliz por haber “recibido” obra pública absolutamente regular, esboce una sonrisa y prefiera guardar silencio.

Los ciudadanos, en forma libre y responsable, estamos obligados a conformar un sistema reticular de relaciones, como las neuronas de un sistema nervioso. Mientras más conexiones se establezcan, será mayor la inteligencia colectiva y se extinguirá el riesgo de sometimiento a formas de gobierno basadas en la corrupción y autoritarismo. De nada sirve cambiar el sujeto en el poder, si la estructura de las relaciones sociales no varía radicalmente, hacia el respeto y el debate frontal y respetuoso de ideas.

14 Comentarios el Diagnósticos

  1. Genial Xavier, estamos de acuerdo en que lo necesario en este momento es empezar a plantear soluciones.
     

  2. Totalmente de acuerdo, el tema es de fondo, mas que de forma, caras van y vienen pero el progreso es mínimo desde siempre..  Cultura respeto y formación desde pequeños, esa es la única alternativa para los ecuatorianos. Saludos 

  3. Complejo tema, y lástima éste gobierno ha tenido TIEMPO como ningún otro! y no ha hecho mayor cosa…a pesar de haber tenido INGENTES recursos!

    Una oportunidad más…al tacho de la historia!

    :/

  4. Si fulano y mengano toman el poder siempre tendran oposición, de eso no hay duda, debe existir de ley. Que esta mal?. si todo las leyes se respetaran… si todos pondríamos de parte en respetarlas.. si esto y aquello…
    que esta mal?… El respeto y el debate frontal. hoy no existen, quien nos garantiza que existiran?, y los herederos del poder tanto públicos como políticos, hoy son demasiados de parte y parte, quien nos garantiza que se eliminaran?. 

    El camino esta planteado, los primeros pasos están tomados, no podemos desmayar. “hacia el respeto y el debate frontal y respetuoso de ideas.”.

    En contra de la Corrupción y la Prohibición de ideas al debate en el ECUADOR.
     

  5. El analisis no es tan complicado como parece, el Ecuador no ha despegado por un circulo vicioso:

    Paso 1. Pueblo falto de educacion de calidad elige politicos corruptos.
    Paso 2. Politicos corruptos saquean al pais.
    Paso 3. Volver al Paso 1.

    La gran masa de ecuatorianos carecen de una educacion de calidad, ESAS GRANDES MASAS SON LAS QUE PONEN PRESIDENTES, hay que reconocerlo, ese gran porcentaje de ecuatorianos con una escaza o ninguna educacion en muchos casos, es la que ha elegido a Abdalas, Mahuads, Correas, etc.

    Del otro lado estan los politicastros que han mantenido un aberrante sistema MERCANTILISTA por decadas (incluido el “sabio” del momento), que les permite saquear las arcas del estado y repartirselo, NOS ROBAN CON DESCARO y CON IMPUNIDAD pero los seguimos eligiendo porque comen guatita o encebollado como “el pueblo”, o porque nos dicen que “la Patria ya es de todos”.

    La solucion no pasa por debates, mientras persista la ignorancia de las masas tendremos a los correas, abadalas y demas hierbas como “lideres” de la Republica de Banania. La solucion pasa por EDUCAR a esas masas y eso nos va a tomar GENERACIONES.

    Afortunadamente, las cosas aunque lentamente, si estan cambiando y es nuestro deber contribuir a que ello suceda, eduquemos, informemos, combatamos la desinformacion, denunciemos la corrupcion, que el desplome del Ecuador no pase porque nosotros al menos no intentamos hacer algo.

  6. El diganóstico debe comenzar por las raíces, examinando profundamente nuestro comportamiento personal y el de nuestros cercanos, y cambiando nosotros, no exigiendo que los demás cambien, eso es perder el tiempo.  Así, con el cambio positivo de cada uno de nosotros comenzaría una reacción en cadena que cambiaría a nuestro país.

    Educar, necesitamos educar a nuestros hijos, no con la educación escolar, peor si es fiscal la mitad está en manos del MPD y la otra mitad en manos de los APes, sectaria y dirigida, sino con ejemplo, acatando y respetando la ley, eso es importante, podríamos empezar dejando de comprar música, películas y software pirata, eso ayudaría muchísimo.

    Pero si el mal ejemplo viene de arriba, mal ejemplo elegido “mayoritariamente” una y otra vez por masas ignorantes y hambrientas de venganza aupadas por “cientistas sociales” que se han aprendido a Galeano de memoria, y sirve para, en nombre de una “revolución” o “cambio”  tapar arbitrariedades, latrocinios, tráfico y otras lindezas, ¿qué esperamos?, si el hecho de pensar distinto es ser “opositor infame”, “miembro de la partidocracia”, “miserable”, “cadáver insepulto”, ¿a donde vamos a parar?  Si el poder sirve para satisfacer ansias contenidas por la falta de medios económicos, si el poder sirve para dar rienda suelta a bajas pasiones aprisionadas en corazones llenos de rencor y envidia, ¿que futuro tenemos?  Si un ministerio sirve para propalar ideas basadas en principios religiosos que no respetan el libre albedrío de los demás, ¿donde estamos?

    Tiene razón Fernando, ese círculo vicioso no se va a romper, peor ahora que por $35 agarran banderita y salen a repetir lo que el sirviente APe les diga.  Estamos mal, y, con el nivel mental y educativo que tienen, nunca vamos a salir de ese agujero, al contrario nos vamos a enterrar mas, mientras los corruptos medran cada día de nuestro trabajo.

  7. El diganóstico debe comenzar por las raíces, examinando profundamente nuestro comportamiento personal y el de nuestros cercanos, y cambiando nosotros, no exigiendo que los demás cambien, eso es perder el tiempo.  Así, con el cambio positivo de cada uno de nosotros comenzaría una reacción en cadena que cambiaría a nuestro país.

    Educar, necesitamos educar a nuestros hijos, no con la educación escolar, peor si es fiscal la mitad está en manos del MPD y la otra mitad en manos de los APes, sectaria y dirigida, sino con ejemplo, acatando y respetando la ley, eso es importante, podríamos empezar dejando de comprar música, películas y software pirata, eso ayudaría muchísimo.

    Pero si el mal ejemplo viene de arriba, mal ejemplo elegido “mayoritariamente” una y otra vez por masas ignorantes y hambrientas de venganza aupadas por “cientistas sociales” que se han aprendido a Galeano de memoria, y sirve para, en nombre de una “revolución” o “cambio”  tapar arbitrariedades, latrocinios, tráfico y otras lindezas, ¿qué esperamos?, si el hecho de pensar distinto es ser “opositor infame”, “miembro de la partidocracia”, “miserable”, “cadáver insepulto”, ¿a donde vamos a parar?  Si el poder sirve para satisfacer ansias contenidas por la falta de medios económicos, si el poder sirve para dar rienda suelta a bajas pasiones aprisionadas en corazones llenos de rencor y envidia, ¿que futuro tenemos?  Si un ministerio sirve para propalar ideas basadas en principios religiosos que no respetan el libre albedrío de los demás, ¿donde estamos?

    Tiene razón Fernando, ese círculo vicioso no se va a romper, peor ahora que por $35 agarran banderita y salen a repetir lo que el sirviente APe les diga.  Estamos mal, y, con el nivel mental y educativo que tienen, nunca vamos a salir de ese agujero, al contrario nos vamos a enterrar mas, mientras los corruptos medran cada día de nuestro trabajo.

  8. Y como siempre, en temas como éste los(trolls) de siempre brillan por su ausencia!

    ;)

    digo nomás!

  9. Me parece un buen diagnóstico. Apuntar mal los problemas nos lleva a malas soluciones

Los comentarios están cerrados.