Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa tramita audiencia con el papa Francisco

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció que a mediados de abril visitará Alemania, España e Italia, y dijo que tramita una audiencia con el papa Francisco.


Publicidad

Ojalá se pueda ratificar, todavía no está concretado, una audiencia con el papa“, indicó Correa ayer en una rueda de prensa en Guayaquil.

Aunque no especificó la fecha de su partida, Correa señaló que visitará Alemania por invitación de la canciller alemana, Angela Merkel, y porque prevé ofrecer varias conferencias en universidades de ese país europeo.

El mandatario ecuatoriano, que es economista de profesión, señaló que tenía previsto acudir a una invitación de un gremio comercial alemán para dictar una conferencia sobre “La economía alemana y América Latina”.

De ese encuentro “parece que se enteró la canciller Ángela Merkel, cuando me envió la carta de felicitación por el triunfo (electoral del pasado 17 de febrero, cuando fue reelegido) y me invitó a Alemania”, dijo el gobernante.

Esa visita oficial tendrá “múltiples objetivos” como revisar el estado de “la cooperación con Alemania, el comercio con Alemania, hablar de la crisis europea y cómo está afectando a nuestros migrantes; además vamos a dar un par de conferencias en universidades alemanas”, relató.

Asimismo, Correa dijo que tiene previsto reunirse con los líderes del Ejecutivo y el Parlamento de Alemania, y señaló que tras finalizar esa visita viajará a España e Italia.

“De regreso vamos a pasar por España e Italia para hablar con nuestros migrantes”, añadió Correa, que indicó que quiere agradecer y felicitar a la comunidad ecuatoriana en esos países, donde también logró un triunfo electoral.

Según el gobernante, visitará Madrid y la ciudad italiana de Milán, donde se congrega una numerosa colonia de ecuatorianos, e insistió en que espera que también lo reciba el papa Francisco. EFE