Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Osvaldo Hurtado dice que OEA y Unasur callan ante atropellos de Maduro

Quito, 10 mar (EFE).- El expresidente de Ecuador Osvaldo Hurtado dijo hoy que la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) han cometido una “injustificable omisión” al no pronunciarse sobre lo que calificó de “diarios atropellos” del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.


Publicidad

Hurtado, presidente de Ecuador entre 1981 y 1984, dio a conocer su opinión ante la decisión del presidente estadounidense, Barak Obama, de declarar una “emergencia nacional” por la “amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos” que a su juicio supone la situación en Venezuela.

“A muchos latinoamericanos nos preocupa que haya sido Estados Unidos, y no la OEA, Unasur o los gobiernos ‘hermanos’ de América Latina, el que llame a que se respete la Carta Democrática Interamericana sistemáticamente violada por los presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro, en los años en que desmantelaron el Estado de Derecho”, dijo en un comunicado enviado a Efe.

Hurtado, hoy en día en la oposición, señaló que a quienes sufrieron “atentados y prisiones” durante las dictaduras militares de los años setenta les asombra “que guarden silencio líderes políticos de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay que padecieron similares escarnios”.

El exgobernante dijo que esa misma situación afecta hoy a representantes de la oposición venezolana como Leopoldo López, el alcalde de Caracas Antonio Ledezma y numerosos lideres estudiantiles y populares “por ejercer el derecho a las libertades de expresión, reunión y protesta, propias de una sociedad democrática”.

Hurtado, líder democristiano de Ecuador, ha hecho fuertes criticas contra los gobiernos que se autodenominan progresistas en la región y, especialmente, contra los que defienden el “Socialismo del Siglo XXI”.

El expresidente, que llegó al poder en 1981 cuando era vicepresidente y tras la muerte del exmandatario Jaime Roldós, también ha mantenido, en ocasiones, fuertes pulsos políticos con el actual gobernante de Ecuador, el izquierdista Rafael Correa. EFE