Ecuador. Miércoles 29 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El gobierno de Colombia y la guerrilla del ELN iniciarán diálogos de paz en Quito

Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino"

Venezuela (AP) — El gobierno de Colombia y el grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron el miércoles en esta capital el inicio formal de un proceso de paz.

Publicidad

El anuncio fue hecho desde la sede de la cancillería venezolana en Caracas por Frank Pearl, jefe de la delegación del gobierno del presidente Juan Manuel Santos en los diálogos con el mencionado grupo insurgente, y el jefe rebelde “Antonio García”, cuyo verdadero nombre es Herlington Chamorro.

Las partes “como resultado de los diálogos exploratorios confidenciales, y dada su disposición manifiesta de paz, han convenido instalar una mesa pública de conversaciones para abordar los puntos que se establecen en la agenda, con el fin de suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad”, según u documento leído por Pearl y García.

Pearl dijo que la mesa de conversación pública se instalará en Ecuador pero que habrá sesiones que se realizarán en Venezuela, Chile, Brasil y Cuba, países que junto a Noruega serán los garantes del proceso de paz.

Los puntos convenidos en la agenda son la participación de la sociedad en la construcción de la paz, la democracia y las transformaciones para la paz, las víctimas del conflicto y el fin de las hostilidades entre las partes.

En el punto de fin del conflicto armado, las delegaciones estudiarán las condiciones y garantías de seguridad para el ELN y también las garantías para su participación en política en el evento de que se selle la paz.

Cada delegación podrá estar integrada hasta por 30 representantes, pero en la mesa de negociación sólo podrán participar hasta cinco delegados.

eln

Santos informó que se dirigirá a los colombianos a la una de la tarde de Caracas (1730 GMT) “para anunciarles una buena noticia con relación a la paz de Colombia”.

Como condición para iniciar el proceso formal de negociación, el gobierno colombiano le había exigido al ELN la liberación de dos personas que tenía en su poder: el militar Jair de Jesús Villar y el civil Ramón José Cabrales, quienes finalmente fueron liberados en días pasados.

En junio de 2014, la administración de Santos y el ELN habían revelado que se encontraban en la fase exploratoria para eventualmente dar inicio a un proceso formal de negociación. Dicha fase, según Pearl y García, se desarrolló entre enero de 2014 y marzo de 2016 en Brasil, Ecuador y Venezuela.

Varios gobiernos colombianos habían intentado sin éxito iniciar procesos de paz con esta guerrilla.

Según cifras oficiales el ELN, único grupo guerrillero actualmente alzado en armas, tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes y surgió en 1965 en el departamento de Santander, al noreste del país, cuando insurgentes inspirados en el éxito de la revolución cubana se tomaron la población de Simacota.

Sus fundadores fueron los hermanos Fabio y Antonio Vásquez Castaño; Pedro Gordillo, alias “Capitán Parmenio”, y Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, quien actualmente es su máximo comandante.

Desde entonces, fijaron su fortaleza en el noreste del país, aunque también hacen presencia en otras zonas de Colombia. Los rebeldes se han opuesto a la explotación del petróleo por parte de empresas extranjeras por lo que el ELN atenta constantemente contra la infraestructura petrolera colombiana.

El guerrillero más importante y emblemático en la historia de esa guerrilla ha sido Camilo Torres Restrepo, un sacerdote católico que tomó las armas y que murió a manos de las fuerzas del orden en 1966.

Recientemente Santos ordenó a las autoridades buscar los restos óseos de Torres pues desde que hace 50 años perdió la vida en combate se desconoce el sitio exacto donde fueron inhumados.

El director del estatal Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, dijo el miércoles a The Associated Press que aún no hay certeza de que una osamenta que fue inhumada hace dos meses en el noreste colombiano corresponda a los restos de Torres.

“El ELN es una guerrilla histórica que surgió al calor de la revolución cubana y del auge de la lucha armada en América Latina, pero en el caso colombiano tiene estrecha relación con las causas del conflicto” armado, comentó a la AP el periodista Carlos Lozano, director del semanario Voz, del Partido Comunista Colombiano.

En concepto de Lozano, “la paz en Colombia tiene que ser integral… Hay que incluir a todas las guerrillas (porque) cada una tiene sus propias características e incluso su propio origen. (Si no es así), es muy difícil resolver el tema de la paz total”.

En tanto, el senador colombiano Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, comentó vía telefónica que el miércoles “es un gran día para la paz de Colombia porque ya podemos hablar no solamente de paz estable y duradera sino de paz completa, estable y duradera” en relación a que en Colombia ya hay procesos de paz formales con las FARC y el ELN.

A su turno, la ex senadora Piedad Córdoba, una ferviente defensora de las negociaciones con las guerrillas, escribió en su cuenta de Twitter que “hoy es un día de esperanza y alegría para Colombia” porque se formalizaron los diálogos de paz entre el Ejecutivo y el ELN.

El arzobispo de la ciudad de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, calificó de fundamental el inicio del proceso de paz con el ELN “para consolidar lo que se ha venido construyendo en La Habana”, es decir, las negociaciones entre el gobierno y las FARC.

“Esperemos que todo salga bien”, enfatizó el religioso.

Pero la senadora Paloma Valencia, del opositor movimiento político Centro Democrático, que critica las negociaciones con las guerrillas, expresó su desacuerdo con la noticia proveniente de Caracas y a través de Twitter observó que “el gobierno (de Santos) instala mesa de negociación como premio a la violencia del ELN. Da vergüenza con las víctimas y dolor por Colombia”.

Desde fines del 2012 el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en la capital cubana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes. (I)

—————-

La corresponsal de The Associated Press Fabiola Sánchez reportó desde Caracas.

El corresponsal de The Associated Press Libardo Cardona reportó desde Bogotá.