Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Conaie da su versión del ataque shuar a campamento minero chino

En Salasaca en la provincia de Tungurahua, el 17 de julio se 2015, se realiza la Asamblea Anual ordinaria de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. API

La Confederación de Nacioalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, ha dado su versión esta noche sobre el ataque shuar a la compañía minera china minera, EXA, en Panantza, provincia de Morona, en la que el gobierno del Ecuador ha denunciado un policía muerto. El comunicado, que transcribimos a continuación, ha sido firmado por el Presidente de la Conaie, Jorge Herrera.


Publicidad

“Al iniciar el conflicto en el territorio Shuar de #Nankints, desde la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador CONAIE y Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana CONFENIAE advertimos que la militarización generaría violencia. El 22 de noviembre solicitamos al Ministerio del Interior, al Ministerio de Defensa, al Comando Conjunto de las FFAA y a la Defensoría del Pueblo un alto a la violencia y la militarización para precautelar la vida de todos los involucrados y construir una salida dialogada al conflicto. El Estado no escuchó.

El hecho de que haya escalado la violencia en Nankints, producto de la invasión de territorios indígenas por parte de una trasnacional china, es responsabilidad del Estado que no tiene la capacidad de escuchar, dialogar y resolver los conflictos. Estamos lamentando la pérdida de vidas humanas por la insistencia del gobierno de avanzar en la explotación de recursos naturales pisoteando los derechos constitucionales de ciudadanos ecuatorianos indígenas, y en poner a policías y militares a precautelar intereses particulares de las empresas trasnacionales. Es un conflicto generado y profundizado por el Estado al no realizar consulta previa, al militarizar inconstitucionalmente territorios indígenas, y no escuchar las propuestas de solución dialogada propuestas por las organizaciones y actores directamente involucrados en el conflicto.

Insistimos que hasta el pasado mes de agosto la Comunidad Nankints se encontraba en diálogos con diferentes instancias gubernamentales para llegar a un acuerdo y la posibilidad de una consulta previa, libre e informada de conformidad con la Ley, plática que fue interrumpida por el violento desalojo de las familias shuar en manos de la misma fuerza pública y la invasión de su territorio por parte de la empresa china Explocobres SA, EXSA.

Como salida que genera más tensión en la zona se acaba de declarar Estado de Excepción en la provincia de Morona Santiago, situación que ratifica la condición de vulnerabilidad de los derechos de los pueblos que están resistiendo el despojo, y la intencionalidad del Estado de avanzar en la ofensiva militarista. Genera las condiciones necesarias para que se lleve a cabo un proceso masivo de persecución y criminalización de la protesta y pone en peligro la garantía de los derechos constitucionales de la población de Morona Santiago.

Reiteramos nuestro pedido a las organizaciones de derechos humanos a nivel nacional e internacional a que colaboren en precautelar los derechos, la vida y la integridad de los comuneros shuar y de todos los involucrados en esta situación, y convocamos a la solidaridad de la ciudadanía, para exigir la desmilitarización y el cese a las acciones violentas que van en beneficio de las empresas chinas“.