Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

FIFA no llega a acuerdo para salvar al armadillo

Esta fotografía del 21 de mayo de 2014 muestra un armadillo llamado Anta Botafogo, en honor de una bailarina brasileña, en el Zoológico de Río de Janeiro (AP Foto/Silvia Izquierdo, archivo)

RIO DE JANEIRO (AP) — La FIFA no llegó a un acuerdo financiero con una organización ecologista que trata de salvar al armadillo elegido como mascota del Mundial, una especie en peligro de extinción, informó el órgano rector del fútbol.


Publicidad

“Desafortunadamente, pese a que era nuestra intención… no ha habido interés de la otra parte por colaborar con nosotros”, dijo Federico Addiechi, jefe de responsabilidad social corporativa de la FIFA, quien responsabilizó así a la Asociación Caatinga, un grupo conservacionista.

Addiechi explicó que la FIFA recibió “cientos de peticiones” de organizaciones no gubernamentales como Caatinga, y resultaba imposible atenderlas todas.

“Pese a ser una organización con recursos y a que la Copa del Mundo genera más, éstos recursos no son ilimitados”, señaló Addiechi. “Tenemos que tomar decisiones sobre cómo invertir mejor nuestros recursos”.

Fuleco

Fuleco

La Asociación Caatinga y un organismo con sede en Estados Unidos, Nature Conservancy, fueron clave para que el armadillo se eligiera como la mascota oficial de la Copa del Mundo. El personaje recibió por nombre Fuleco, una combinación de las palabras “fútbol” y “ecología”.

Rodrigo Castro, director de la Asociación Caatinga, dijo que rechazó una oferta de 135.000 dólares que le hizo la FIFA, al considerar que representaba apenas una décima parte de la cantidad necesaria para sacar al armadillo de la lista de especies en riesgo de extinción.

“Llegamos con varias propuestas concretas para la FIFA, pero no recibimos una sola respuesta positiva sobe la posibilidad de recibir apoyo alguno para la conservación y la protección de la especie”, dijo Castro, quien consideró que la oferta de la FIFA era “tibia y muy pequeña”.

“Sabemos que el armadillo es el símbolo de la Copa del Mundo”, añadió Castro. “Ayudó a promover este evento en todo el mundo. Toda esta visibilidad, toda esta explotación de la imagen debería darle algo como retribución a la especie. Hasta ahora, eso no ha ocurrido”.

El llamado armadillo de tres bandas (Tolypeutes tricinctus) está en peligro de desaparecer, particularmente por la deforestación y la caza en su hábitat del noreste de Brasil. Algunos habitantes de la región valoran la carne de este peculiar animal, que se enrolla en forma de bola cuando se asusta.

La FIFA genera unos 5.000 millones de dólares en ingresos durante un ciclo mundialista de cuatro años. Tiene reservas en efectivo por más de 1.000 millones de dólares.
___
Por STEPHEN WADE y PAUL BYRNE, Associated Press