Ecuador. Jueves 17 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador acepta que forenses argentinos investiguen asesinatos en Montañita

Marina Menegazzo y Maria José Coni.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que, si la ley lo permite y es el deseo de las familias, Ecuador aceptará la posibilidad de que forenses de Argentina investiguen el asesinato de dos turistas de ese país, cometido en Montañita, en la costa ecuatoriana.


Publicidad

Las familias de las dos jóvenes asesinadas, según informaciones de prensa procedentes de Argentina, han solicitado al presidente de ese país, Mauricio Macri, que un equipo de forenses argentinos intervenga en las investigaciones, algo que el presidente ecuatoriano consideró “absolutamente comprensible”.

En una entrevista concedida a la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión, el mandatario dijo que una petición como esa “se puede considerar una ofensa al país”, pero agregó que le parece comprensible desde el punto de vista de los familiares de las jóvenes.

“Es absolutamente comprensible, esto esta en manos de la Fiscalía. No sé si la ley lo permite, pero si lo permite y eso quiere la familia, pues estaremos dispuestos a aceptar de los padres, de las familias de las chicas, cualquier sugerencia, incluso que se pudiera considerar ofensiva para el país”, dijo.

Los cuerpos de Marina Menegazzo (21 años) y María José Coni (22) fueron encontrados la pasada semana en Montañita (oeste), en un caso que, de momento, ha propiciado la detención, como supuestos implicados en el doble crimen, de dos hombres que hoy serán presentados a la autoridad judicial.

Según la versión de las autoridades ecuatorianas, los detenidos conocieron a las chicas y las llevaron a una casa donde supuestamente cometieron los homicidios, pero los familiares han puesto en duda la versión de lo ocurrido que han dado autoridades ecuatorianas y han apuntado la hipótesis de las muchachas pudieron ser víctimas de una red de trata de personas.

Correa señaló que este es “un tema de profunda humanidad” y dijo que pasó el domingo “pegado al teléfono, preguntando cómo van las cosas”.

Comentó que una de sus hijas tiene 22 años (las chicas asesinadas son de 21 y 22 años) y le gusta viajar como mochilera, al igual que hacían las turistas argentinas. “Que un miserable le haga algo a mi hija” como “le hicieron a esas chicas…usted no reaccionaría de la misma manera?”, preguntó.

El mandatario, al mismo tiempo, pidió “un poquito de decencia y un poquito de respeto para el dolor humano” al considerar “triste” la forma en que “han manejado la noticia ciertos medios de comunicación, ciertos participantes en redes sociales” que han tratado de hacer “politiquería” con este caso.

El Gobierno de Ecuador dijo ayer que comprende las dudas que puedan tener los familiares de las dos jóvenes y ofreció una investigación que les ofrezca “certezas”.

“Lamentamos y al mismo tiempo comprendemos cualquier duda o cuestionamiento que tengan sobre lo sucedido”, escribió en su cuenta de Twitter el ministro del Interior, José Serrano, al responder unas informaciones desde Buenos Aires que advertían de la disconformidad entre parientes de las chicas con la versión de los hechos ofrecida por el Ministerio. EFE [I]