Ecuador. Jueves 30 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La Conaie repudian asesinato de Berta Cáceres y destacan su lucha

Berta Cáceres

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) expresó hoy su repudio al asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres y destacó su figura como “una de las máximas referentes en la lucha por la defensa de los territorios dentro de su país”.

Publicidad

En un comunicado, la Conaie expresó que la lucha contra el extractivismo y la defensa de los territorios ha propiciado que muchos lideres indígenas sufran “una constante persecución, amedrentamiento y hostigamiento”, pero aseguró que los pueblos seguirán en esa labor sin temor, en memoria de quienes dieron su vida por esa causa, como Cáceres.

La dirigente, cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y defensora de los recursos naturales en el occidente de Honduras, fue asesinada este jueves en su casa en la occidental ciudad de La Esperanza, al parecer por dos hombres que portaban armas de fuego.

La confederación indígena ecuatoriana destacó la labor de la activista en su país, “donde el autoritarismo y la violencia caminan de la mano con el otorgamiento de las concesiones mineras y la instalación de represas”, algo parecido a lo que ocurre en Ecuador, agregó.

La Conaie dijo que “repudia y rechaza de forma categórica el asesinato” y recordó que la dirigente hondureña, tras ser encarcelada en 2013 “por haberse enfrentado al proyecto de la represa hidroeléctrica Agua Zarca”, en 2015 recibió el prestigioso Premio Ambiental Goldman para el Sur y Centroamérica.

En su comunicado expresó su solidaridad con los familiares de la dirigente asesinada, con el Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh), con el pueblo Lenca (etnia en favor de la cual trabajó Cáceres) y con todos los luchadores por los derechos de los pueblos indígenas, los derechos humanos y los de la naturaleza. EFE (I)