Ecuador. Domingo 11 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La desaparición del hielo ártico alterará la meteorología en el hemisferio norte

La desaparición del hielo marino en el océano Ártico alterará los patrones meteorológicos en latitudes medias del hemisferio norte, según un informe elaborado por la Universidad de Exeter (Reino Unido) para Greenpeace España.

Publicidad

El estudio “Lo que pasa en el Ártico, no se queda en el Ártico” recopila la literatura científica existente sobre los efectos del deshielo ártico en el clima planetario, y concluye que serán especialmente notables en latitudes medias del hemisferio norte.

Los cambios de patrones previstos por los científicos se manifestarán en cambios notables en la trayectoria de las tormentas y a la corriente del chorro del hemisferio norte (el flujo de aire, que regula el clima en esta latitud).

Según el informe proporcionado a Efe, esta influencia se producirá “de manera geográficamente desigual”, por lo que los veranos podrán ser secos y calientes en algunas zonas y, sin embargo, tener un efecto contrario en otras, donde los veranos serían más húmedos.

Los científicos advierten de que el bloqueo de las ondas planetarias atmosféricas causado por el cambio climático está dando lugar a lo que llaman “patrones climáticos atascados”, que causan un clima persistente en un lugar determinado, como que por ejemplo una tormenta perdure más de lo normal en el mismo sitio.

“No parece haber ninguna duda de que el calentamiento en la región del Ártico es un importante factor que afecta a los patrones meteorológicos de latitudes medias”, subraya Sara del Río, portavoz de Investigación de Greenpeace.

Aunque los científicos están tratando ahora de comprender mejor la influencia en los procesos atmosféricos complejos de los polos, “en virtud del principio de precaución es extremadamente urgente tomar medidas para proteger el Ártico y combatir el cambio climático”, agrega.

En esa línea, Greenpeace considera imprescindible que en la próxima reunión de la comisión OSPAR -que rige la cooperación internacional para la protección del medio marino en el Atlántico Norte- se apruebe la creación de un área protegida de la misma extensión que el Reino Unido en las aguas internacionales del Ártico sobre las que tiene competencia.

La decisión debe tomarse en la reunión de Ospar que tendrá lugar entre el 20 y el 24 de junio en Tenerife (archipiélago atlántico), después de que el comité científico que guía la acción de esta comisión haya dicho que hay suficientes evidencias del alto valor ecológico en esta región.

Greenpeace recuerda que el Ártico se calienta el doble que la media del resto del planeta, y anima a los ciudadanos a que envíen sus razones para salvar este ecosistema a través de la web www.voicesforthearctic.org. EFE (I)

Publicidad