Memorial de Auschwitz reprocha a Pérez-Reverte su ironía sobre el Holocausto

Arturo Pérez Reverte, novelista español. Foto de Archivo, La República.

Madrid.- El Memorial de Auschwitz reprochó al escritor español Arturo Pérez-Reverte la forma de ironizar en Twitter sobre el Holocausto, un momento de la historia que supuso «el sufrimiento de 1,3 millones de personas».

Este miércoles Pérez-Reverte, que cuenta con dos millones de seguidores en esa red social, publicó un mensaje en el que ironizó sobre la cantidad de libros que existen con títulos sobre Auschwitz, lo que indignó al Memorial.

«Iba a escribir una novela sobre Auschwitz, pero ya no quedan personajes libres: La bibliotecaria de Auschwitz, La bailarina de Auschwitz, El tatuador de Auschwitz, El farmacéutico de Auschwitz, La enfermera de Auschwitz, El mago de Auschwitz, El violinista de Auschwitz…», escribía  en Twitter el novelista español.

«Así que me dije: voy a escribirla sobre Mauthausen, que estará menos transitado. Pero no. El fotógrafo de Mauthausen, El ángel de Mauthausen, El violinista de Mauthausen (anda, aquí también había violinista)…», continuaba el mensaje.

«La historia de Auschwitz es la historia del sufrimiento de 1,3 millones de personas. Su tuit parece desencadenar comentarios que tristemente se están convirtiendo en una burla irrespetuosa a la memoria de esas personas», le respondían horas después, en castellano, desde la cuenta oficial del Memorial del campo nazi.

En declaraciones a EFE, el escritor aseguró hoy que este asunto pone en evidencia que Twitter, «una herramienta utilísima para muchas cosas, puede convertirse también en un bebedero de patos agitado por los manipuladores y los tontos».

«Twitter es un lugar donde no siempre la inteligencia prima sobre los prejuicios y llega a convertir un hilo de tuits estrictamente literario, lamentando el manoseo y la reiteración de títulos de novelas relacionadas con el Holocausto, en una cuestión de ofensa a la humanidad y a las víctimas del nazismo», dijo.

«Lo que es ridículo – consideró – es que un comentario en Twitter perfectamente contextualizado se descontextualice hasta convertirlo en titulares de prensa completamente alejados de su sentido original. Otra cosa que Twitter deja patente es la incapacidad de muchos de sus usuarios para percibir, no ya el humor, sino la simple ironía o el sentido entre líneas».

En respuesta al comentario de Auschwitz, Reverte contestó ayer: «Usted o ustedes necesitan más comprensión lectora, pues demuestran que recordar una causa noble no siempre corre parejo con la inteligencia. Mis tuits se burlan de lo mucho que, por modas literarias comerciales, se manosea un asunto que debería tratarse con más rigor y respeto».

El Memorial le replicó: «Considerando su posición y sensibilidad literaria, simplemente hubiéramos deseado que hubiera alzado su voz en defensa de las víctimas al darse cuenta de todas esas triviales, irrespetuosas y dolorosas palabras». EFE

nac-ajs/psh

Paypal