«Endgame», el gran final de Los Avengers, vende 200 mil entradas en la preventa en Ecuador

Foto José Luis Cornejo.

Once años después de que «Iron Man» soldara la primera pieza del universo cinematográfico de Marvel, el exitoso primer ciclo de esta andadura se cerró este jueves con el estreno de la última parte de «Avengers», gran final de acción y emoción a partes iguales que abarrotó los cines de Ecuador.

Dirigida por los hermanos Russo y protagonizada por Chris Evans, Robert Downey Jr, Brie Larson, Scarlett Johansson y Mark Ruffalo, entre otros, la cuarta y última entrega de la saga ha sido concebida como un punto y aparte que funciona como homenaje global a los casi 60 años de historia de estos personajes.

En los múltiples guiños a las grandes tramas históricas del cómic que no se han podido desarrollar aún en el cine radica uno de los grandes logros de esta superproducción que, con sus varios cientos de millones de presupuesto, no deja toda la magia del lado de los efectos especiales.

«Endgame» no defraudó así a quienes han visto a varios hombres ser dignos de levantar el martillo de Thor, vestir los colores y el escudo del Capitán América o cómo (al menos) una mujer se convertía en uno de los seres más poderosos de la existencia.

Difícil ha sido que no se encoja más de un corazón en las miles de salas en las que este jueves está previsto el estreno mundial cuando, por ejemplo, se escuche el grito de convocatoria más emblemático de la colección: «¡Vengadores, reuníos!». Sin ánimo de spoiler, la primera gran reacción en Twitter en esta madrugada ha sido de tristeza. 

Las expectativas de su estreno no pudieron ser mejores, después de que las tres películas previas del equipo figuren en el «top 10» de los filmes más taquilleros de la historia del cine, desde que en 2012 se estrenara la primera, «The Avengers», con más de 1.500 millones de dólares recaudados. En Ecuador, la cadena Supercines ha vendido más de 200 mil entradas para el estreno. Desde mediados de la semana, en Ecuador no hay entradas para la película hasta por lo menos el martes.

Tras «Avengers: Age of Ultron» (2015) merece especial mención la más reciente de todas ellas, «Avengers: Infinity War» (2018), que alcanzó un histórico cuarto lugar tras cosechar la friolera de 2.048 millones de dólares.

La trama de «Endgame» arranca en el mismo punto donde esta lo dejó todo, en pleno «shock» por la extinción de la mitad de la población del universo a manos de Thanos, el amante loco de la muerte, ahora un ente todopoderoso capaz de alterar todas las nociones de la realidad.

Como ya es sabido, la posibilidad de revertir sus actos pasan por la recuperación del personaje más aparentemente anodino de todos, Ant-Man, especialmente de su conocimiento del microverso, donde las leyes de la física funcionan a otro nivel.

En este sentido, quienes mostraron su extrañeza por la identidad de algunos de los supervivientes habrán de esperar para comprender las razones de un guion que es un colosal entramado arquitectónico que empezó a tejerse hace 22 películas y en el que todos disponen de sus segundos de gloria para sobreponerse a la adversidad… o ceder ante ella.

Ese es solo uno de los principales aciertos del nuevo filme, que no decae en ritmo en sus 3 horas de metraje y además sorprende con giros argumentales inesperados, en parte porque se ha vuelto a jugar al despiste a través de lo mostrado en los tráilers.

Basta decir, para no reventar ninguna de las incógnitas, que esta vez no habrá escena post-créditos, pero que la película funciona en efecto como salto de carril ante la fase 4, para la que ya han sido confirmados algunos proyectos en cine y televisión.

En este sentido, una de las grandes incertidumbres que rodean la conclusión es cuánto tendrá de final… o finales. Sirva como advertencia las palabras que pronuncia en un momento dado el personaje de Tony Stark: «El final es también una parte del viaje». Que lo disfruten. EFE

Paypal