Detenido por los ataques en Nueva Zelanda comparece ante tribunal

Brenton Tarrant (Pixelated) hace una señal a la cámara durante su comparecencia, acusado de asesinato por la masacre de la mezquita de Christchurch en el Tribunal de Distrito, Christchurch, Nueva Zelanda, 16 de marzo de 2019. Al menos 49 personas fueron asesinadas por un hombre armado, según se cree. ser Brenton Harrison Tarrant, y 20 heridos más y en estado crítico durante los ataques terroristas contra dos mezquitas en Nueva Zelanda durante las oraciones del viernes, el 15 de marzo. (Atentado, Terrorista, Nueva Zelanda) EFE / EPA / Martin Hunter

Uno de los detenidos por los tiroteos contra dos mezquitas en Nueva Zelanda en los que murieron 49 personas compareció hoy ante un tribunal al día siguiente de la masacre en la ciudad de Christchurch.

El sospechoso, identificado como Brenton Harrison Tarrant, un australiano de 28 años, ha sido acusado de momento de un asesinato durante la matanza, en la que también resultaron heridas de bala 48 personas, incluidos niños.

El hombre, que se ha descrito a sí mismo como “hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido defender una postura para asegurar el futuro de su gente“, publicó en Twitter, antes de la matanza, un manifiesto de 74 páginas titulado “El Gran Reemplazo”, en alusión a una teoría originada en Francia, y que va ganando terreno en los círculos de la ultraderecha, según la cual “los pueblos europeos” están siendo “reemplazados por población no europea migrante”.

En el texto también califica a los inmigrantes como “un grupo de invasores” que “quieren ocupar las tierras de mi pueblo y reemplazar étnicamente a mi propia gente”.

También dijo haber sido inspirado por Anders Breivik, el extremista de ultraderecha que dio muerte a 77 personas en Noruega el 22 de julio de 2011. El fusil que llevaba aparece cubierto de letras blancas, con los nombres de otros asaltantes que en el pasado llevaron a cabo asesinatos por razones de raza o en base a la religión. El número “14” estaba escrito en el costado del rifle como referencia a las “catorce palabras”, un mantra supremacista blanco muy conocido.

Tarrant portaba una cámara en la cabeza que le permitió hacer un streaming en Facebook no sólo de los asesinatos, también los momentos previos, así como del coche en el que viajaba y el arsenal de armas preparadas para matar. Son 17 minutos de video que recogen el momento en el que llega a la mezquita de Al Noor y abre fuego indiscriminadamente contra la gente.

El presunto autor, con ropa blanca de preso y con grilletes en las manos y los pies, hizo un gesto con las manos propio de los grupos de supremacía blanca flanqueado por dos policías en el tribunal del distrito de Christchurch.

Brenton Tarrant.

Los ataques se produjeron a primera hora de la tarde en dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur del país, en el día del rezo musulmán del viernes.

Un total de 41 víctimas murieron en el tiroteo en la mezquita Al Noor, mientras que otros siete fallecieron en la de Linwood y otra persona fue declarada muerta en el hospital.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, que ayer calificó los tiroteos como un “ataque terrorista”, dijo hoy que el acusado tenía dos fusiles semiautomáticos y dos escopetas con licencia y se comprometió a cambiar las leyes sobre tenencia de armas en el país.

“El individuo acusado de asesinato no llamó la atención de los servicios de inteligencia -ni la policía- por extremismo”, indicó la mandataria, quien agregó que tampoco tenía antecedentes penales.

De los otros tres detenidos ayer, Ardern señaló que uno fue liberado sin cargos y que otros dos están siendo investigados por la policía.

  • Con reportes de EFE.
Personas se sientan en una acera después de un tiroteo que resultó en múltiples muertes y lesiones, este viernes en Masjid Al Noor en Deans Avenue, en Christchurch (Nueva Zelanda). EFE/ Martin Hunter
Atentado en Nueva Zelanda.
Paypal