Merkel critica el plan de anexiones de Netanyahu para Cisjordania

La canciller alemana Angela Merkel (Ina Fassbender/dpa via AP)

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró este martes en contra del plan del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de anexionarse más territorios en Cisjordania, alegando que dificultan la vuelta a las negociaciones con los palestinos.

Merkel hizo estas declaraciones en una rueda de prensa que ofreció en Cancillería junto al rey Abdalá de Jordania, en la que condenó también el reciente ataque a dos refinerías saudíes y evitó señalar a posibles culpables hasta que los «implicados» tengan todas las evidencias.

«Las anexiones son contraproducentes, no ayudan. No estamos de acuerdo con ese anuncio», aseguró la canciller con respecto a la propuesta de Netanyahu, lanzada en el último tramo de la campaña electoral que ha culminado en los comicios que se celebran este martes.

Netanyahu pidió este lunes un «mandato claro» en las urnas para anexionarse nuevos territorios en Cisjordania, una propuesta que ha sido condenada por la ONU, que asegura que la decisión no tiene base legal y constituye una violación del derecho internacional.

Para Merkel, esta medida no favorece que israelíes y palestinos puedan regresar a la mesa de negociación y, en algún momento, alcanzar una salida diplomática en base a la idea de los dos estados, la solución favorecida por el Gobierno alemán.

El rey Abdalá, en este sentido, se mostró «muy preocupado», tachó de «desastre» el plan de Netanyahu para poder avanzar hacia la solución de los dos estados y subrayó que «de ninguna manera ayuda» al proceso de paz.

Con respecto a los ataques en Arabia Saudí y a las tensiones que se han desatado en el golfo, abogó por trabajar con toda la comunidad internacional para lograr una «solución diplomática» y no abrir la «caja de Pandora» de la violencia. Añadió que «la seguridad y estabilidad» de Arabia Saudí son de un «significado absoluto» para la región.

Merkel lamentó que crezcan las «tensiones» en Oriente Medio en los últimos días y destacó que Alemania está «del lado de la distensión» y a favor de soluciones duraderas, «que sólo pueden ser políticas».

Pese a respaldar el acuerdo nuclear iraní, reconoció que hay «mucho que hablar» con Teherán por su programa de misiles balísticos y su implicación en Siria. En todo caso, aclaró, Berlín desea un «proceso diplomático». EFE