Maduro pide el fin de huelga universitaria y exige detención de encapuchados

Caracas, 21 jun (EFE).- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió hoy el fin de una huelga universitaria y exigió la detención de encapuchados que esta semana atacaron la Universidad Central de Venezuela (UCV), la alta casa de estudios más grande del país.

Maduro cifró hoy en un 15 % de los 2,5 millones de universitarios del país los que secundan una paralización en varios establecimientos universitarios en demanda de alzas salariales de trabajadores y profesores.

El miércoles pasado, unos encapuchados quemaron un autobús y dispararon contra el rectorado de la UCV, declarado Patrimonio de la Humanidad, lo que, además del daño arquitectónico, dejó pérdidas que su rectora, Cecilia García Arocha, cifró en 2 millones de dólares,

La rectora exigió al Gobierno identificar a los encapuchados y aunque Maduro hizo hoy lo propio en un llamado público al ministro del Interior, Miguel Rodríguez, quien dirige los cuerpos policiales, el presidente acusó a García Arocha, vinculada a la oposición a su Gobierno, de dedicarse a hacer política.

“Haga política en la calle, pero no utilice la rectoría de la UCV para hacerle daño a los estudiantes. Rectora, por favor, rectifique, llame a clases, no mienta sobre el presupuesto, presente cuentas al país”, añadió el gobernante en una cadena nacional obligatoria de emisoras de radio y televisión para tratar diversos asuntos.

El Gobierno sostiene que entrega recursos suficientes a las universidades, pero acusa a sus autoridades de no rendir cuentas, “malentendiendo la autonomía universitaria”.

Maduro llamó asimismo a las organizaciones estudiantiles a retirar su respaldo a la huelga, iniciada a inicios de mes en unas pocas universidades del interior del país y que luego se amplió a otras de Caracas, incluida la UCV.

“No tienen razones presupuestarias ni reivindicativas para mantener el saboteo y suspendidas las clases”, manifestó.

Sobre el ataque al rectorado de la UCV, Maduro insistió en que ordenó al ministro Rodríguez “investigar a fondo y capturar a quienes estén detrás de estos hechos de violencia, pasarlos a la Fiscalía y que vayan presos”, independientemente de “quienes sean”.

Si se verifica que los culpables son partidarios de su Gobierno “flaco servicio el que le hacen al país y a la revolución” y por ello “más grave aún, porque sabe que nosotros tenemos que ser garantes de la paz”, remarcó.

Indicó que si, en cambio, se trata de “infiltrados” o activistas “vinculados con la derecha, no digan que son perseguidos políticos”. EFE

Paypal