Ecuador, miércoles 17 de enero de 2018

Iglesia celebra llamado a diálogo planteado por el presidente Correa

El monseñor Fausto Trávez, presidente de la Confederación Episcopal Ecuatoriana, dice que el Papa pude abrir el diálogo. Foto. Cancillería del Ecuador

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) expresó su alegría por el llamado al diálogo planteado por el presidente Rafael Correa la víspera y consideró que ese es el único camino para encontrar soluciones justas y razonables.


Publicidad

La Iglesia Católica “se alegra por la apertura al diálogo, único camino posible para encontrar soluciones justas y razonables, porque la violencia, venga de donde venga, es siempre destructiva”, se señala en un comunicado.

Y añade que el Papa “viene a traernos un mensaje de paz, unidad y esperanza necesarias para construir una sociedad más justa y solidaria en nuestro país”.

“Los Obispos del Ecuador nos alegramos por la apertura del Gobierno Nacional al diálogo y exhortamos, tanto al Gobierno como a la ciudadanía en general, a mantener en forma permanente este diálogo, porque en palabras del Papa Francisco: “no puede haber paz sin diálogo”. Es, por tanto, importante buscar soluciones que broten del encuentro con el otro, con el que piensa distinto, con quien convive en el día a día en nuestro querido país, y que debe ser escuchado y respetado”, señala la nota.

Más temprano, Fausto Trávez, presidente de la Conferencia Episcopal, adelantó su acuerdo con el anuncio presidencia. “Los acontecimientos como la visita del Papa al país no son de todos los días. Este acontecimiento no solamente es una bendición para todos los católicos, no solamente es un hecho histórico para la Iglesia del Ecuador, sino que puede ser un motivo para dialogar, para acercarnos, para limar asperezas, para encontrarnos entre ideas diferentes y poder llegar a consensos comunes”, señaló el arzobispo de Quito en una rueda de prensa, en el marco de la firma de un convenio de cooperación con la aerolínea TAME para la visita del pontífice.

“Mostrémosle al Papa que somos un país cristiano católico unido y que estamos, en todos los acontecimientos, juntos para resolver los problemas“, señaló Trávez y además agregó que el objetivo principal es alcanzar la paz a través del diálogo entre las dos partes.

“La paz no solo es ausencia de guerra o ausencia de violencia sino que es caminar juntos hacia un objetivo conjunto”.

En este sentido, felicitó la decisión de Correa de suspender temporalmente dos proyectos de ley -relativos a impuestos para las herencias y otro para regular la especulación con la plusvalía- para evitar enfrentamientos entre la población y aclaró que la Conferencia Episcopal estaba planeando reunirse con el mandatario para pedirle que tomara esta decisión.

“La Iglesia Católica iba a pedir exactamente lo que hizo, que suspenda y que dialoguemos para llegar a un acuerdo que quizás sea más positivo de lo que nos imaginamos”, dijo.

Través dijo que la Iglesia también tiene varios documentos en los que se habla de la justa redistribución de la riqueza, del trabajo para todos y el trabajo equitativo. “El mandamiento es amar al prójimo, no amar a unos pocos o amar a los amigos y a los que me hacen el bien. Ama al prójimo como a ti mismo, es decir a todos indiferentemente”, puntualizó. [I]

Fuente: Agencia Andes