Ecuador, domingo 18 de febrero de 2018

Juan José Padilla corta dos orejas en su retiro en Ambato

El yotrto espaoñ Juan José Padilla.

Ambato (Ecuador), 12 feb (EFE).- El diestro español Juan José Padilla cortó dos orejas al igual que el francés Juan Bautista Jalabert en el cierre de la feria Nuestra “Señora de la Merced 2018” en Ambato,.


Publicidad

Con media entrada en la plaza Monumental, abrió la tarde el diestro de Jerez, quien recibió a su toro con dos largas cambiadas y verónicas de temple que adornó en chicuelinas para rematar con revolera.

En banderillas el “pirata” como se lo conoce a Padilla (desde que perdió un ojo, toreando en 2011), dio un espectáculo cumbre en lo que es parte de la gira de su retiro. El toro sufrió un daño en el pitón derecho, lo que obligó al diestro a cuidar a su antagonista y toreando despacio pudo cuajar la faena con una excelente labor torera.

Una estocada fulminante genero una rotunda petición de oreja que acabó con bronca al palco pues el presidente de plaza no otorgo un apéndice. Ovación.

El segundo dio poco a decir un toro malo desde su salida, lo toreó Juan Bautista quien pudo realizar unas pocas verónicas. En muleta existió entrega por parte del diestro francés quien pasaportó rápido a su antagonista. Palmas.

El tercero fue del nacional Álvaro Samper quien recibió al astado con verónicas movidas. Poco pudo hacer con la muleta pues el toro se inutilizó en los medios. Pinchó una vez y mató a la segunda. Palmas.

El cuarto fue para Padilla quien realizó una excelente labor, recibió a su antagonista con verónicas seguidas de un amplio repertorio de capote.

En banderillas el diestro español realizó una gran labor que generó furor en los tendidos. Con la muleta el “pirata” realizó tandas bien cuajadas por ambas manos que transmitieron emoción al respetable.

Con una entrega total el diestro jerezano pasaportó al toro que derribó sin puntilla, y la bronca al palco fue sonora por lo cual el presidente de plaza concedió las dos orejas.

En el quinto Juan Bautista demostró su evolución y madurez torera desde que abrió el capote con un toreo clásico.

Las verónicas ceñidas y el adorno en chicuelinas fueron aplaudidos. La muleta se caracterizó por los pases bien rematados y de gran labor torera con una técnica pura, tandas cuajadas y el toreo lento hicieron vibrar al coso ambateño.

Bautista remató su faena con una estocada certera. Dos orejas.

El sexto perteneciente a Samper fue un toro con buenas cualidades y al cual el matador quiteño lo aprovechó al máximo. Lo recibió con verónicas a pies juntos y quite de chicuelinas. Con la muleta el ecuatoriano tuvo gran valor y se metió en terrenos del toro para brindar a los asistentes lo mejor de su torería en tandas por ambas manos de mucho temple.

Una entrega total y gran transmisión a los tendidos rematados en una estocada completa para acabar la faena lo hicieron acreedor a una oreja.

Así con media entrada de plaza finalizó el ciclo taurino en Ambato, en una feria en la que sólo participaron las ganaderías de “Vista Hermosa” y “Mirafuente”.