Colombia asegura que muerte de Guacho mejorará situación en la frontera

ARCHIVO | REFERENCIA | Estas personas, que estarían al servicio de Walter Patricio Arizala Vernaza, alias Guacho, estarían alistando la cocaína para ser transportada a países de Centroamérica. Cortesía Policía Antinarcóticos (Tomada del Espectador).

El jefe del Estado Mayor colombiano, general Ricardo Jiménez, aseguró hoy que la muerte de Walter Patricio Arizala, alias «Guacho», cabecilla de un grupo disidente de las FARC, mejorará la situación en el sur del departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

«Es uno de los pasos, sabemos que detrás de ese negocio (del narcotráfico) hay muchas personas pero creo que con este resultado operacional la situación seguramente va a cambiar positivamente en el departamento de Nariño», dijo el general Jiménez a periodistas.

«Guacho», que fue abatido ayer en una operación militar, lideraba un grupo disidente de las FARC en Tumaco, un extenso municipio fronterizo con Ecuador que tiene el mayor número de hectáreas de coca sembradas de Colombia.

Estaba considerado como el responsable del secuestro y asesinato de un equipo periodístico del diario El Comercio de Quito compuesto por el redactor Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Además, estaba acusado de enviar toneladas de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos y era uno de los criminales más buscados en Colombia y Ecuador, cuyos Gobiernos ofrecían hasta 700 millones de pesos (unos 215.000 dólares) de recompensa por información sobre su ubicación.

En este sentido, el general Jiménez subrayó que la muerte de «Guacho» muestra que en Colombia hay «una fuerza pública profesional» y «dedicada» que trabaja «día y noche a lo largo del país para lograr la tranquilidad».

«Aquellas personas que no estén en condición de someterse a la justicia serán capturados o serán muertos en desarrollo de las operaciones militares», subrayó el alto oficial. EFE (I)

gdl/lnm

Paypal