EE.UU. alerta de la «coacción» territorial de China a sus vecinos

Fuerzas especiales afganas, izquierda, con varios soldados estadounidenses tras un entrenamiento en las afueras de Kabul. (Foto AP/Musadeq Sadeq)

Estados Unidos alertó este jueves de la «coacción» que Pekín ejerce sobre sus vecinos en el Mar de China Meridional, región rica en recursos naturales y que el gigante asiático reclama en su totalidad, y les pidió a las naciones afectadas que protesten.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, apuntó que fue «sincero» con su homólogo chino, Wang Yi, sobre los aspectos en los que esperan que el gigante asiático se «comporte y en los que hasta hoy no se ha comportado», sin aportar más detalles, durante una reunión hoy en Bangkok en el contexto de la cumbre política.

El jefe de la diplomacia estadounidense calificó el cara a cara como una «reunión profesional» con el «objetivo común de mantener una relación exitosa», aseguró el norteamericano.

«Cuando favorece los intereses de EE.UU., estamos preparados para cooperar con China», señalo tras la cita el representante de Washington.

Ambos cancilleres coincidieron en la capital tailandesa durante la cumbre de ministros de Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus principales socios, donde la rivalidad entre las potencias ha centrado gran parte de la atención.

Estados Unidos se ha mostrado en varias ocasiones crítico con las reclamaciones territoriales de China en el Mar de China Meridional, que chocan con las demandas de Taiwán y cuatro socios de la ASEAN (Brunéi, Filipinas, Malasia y Vietnam).

Hanoi, por su parte, denunció la víspera en Bangkok la violación de su soberanía a principios de julio por navíos enviados por Pekín y expresó al canciller chino su «seria preocupación» por este incidente que «socavan la confianza» entre los países.

El canciller chino, quien apuesta por mecanismos diplomáticos para atajar estas tensiones, mantuvo un tono más cordial al calificar el encuentro con Pompeo como una oportunidad para «minimizar las diferencias».

«Pueden existir varios momentos de desacuerdo y problemas entre China y Estados Unidos, pero a pesar de todo es importante que ambas partes se sienten y conversen cara a cara», apuntó a los medios Yi a la conclusión de la reunión, de aproximadamente 30 minutos.

Uno de esos puntos en común es la desnuclearización de la Península de Corea.

Pompeo se mostró «optimista» en que su país y Pionyang retomen el diálogo pronto, aunque sin especificar fecha, después de que el jueves el régimen comunista probara un nuevo sistema de lanzacohetes teledirigidos.

China mostró hoy su «apoyo» a la continuación de las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte y dijo «estar dispuesto a ayudar» al retorno de los encuentros.

Washington y Pekín también mantienen tensiones comerciales que han derivado en la aplicación del incremento de tarifas arancelarias en varios productos, una guerra comercial cuyos efectos ya se comienzan a notar en la economía mundial.

Los dos países terminaron este miércoles sin acuerdo una primera ronda de contactos después de que los presidentes de ambos países acordaran una tregua en la reunión del G20 de finales de junio por la que EEUU frenó la nueva imposición de aranceles y accedió a permitir la venta de productos de tecnología a Huawei.

Pese a la falta de acuerdo, la prensa china calificó como «simbólica» y «armoniosa» la reunión en Shanghái entre las dos delegaciones que prevén reunirse de nuevo en septiembre. EFE