Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los premios de la Bienal de Venecia

La Bienal de Venecia, en cada edición, entrega los codiciados premios “León de Oro”. En su 54 edición el jurado internacional compuesto por Hassan Khan (Egipto), Carol Yinghua (China), Letizia Ragaglia (Italia), Christine Macel (Francia) y John Waters (Estados Unidos) entregaron los siguientes premios durante la inauguración:


Publicidad

León de Oro a la Mejor Participación Nacional:

Alemania (Pabellón en el Jardín de la Bienal)

Curadora: Susanne Gaensheimer

En el Pabellón de Alemania destaca la obra del artista Christoph Schlingensief que ha desarrollado una práctica multidisciplinaria intesa, comprometida con uan fuerte visión personal. El jurado también felicita el trabajo curatorial de Sussane Gaensheimer.

León de Oro al mejor artista de la exhibición ILLUMInations:

Christian Marclay

(Estados Unidos, 1955. Obra “The Clock”, 2010, exhibida en la Corderie en el Arsenal)

El jurado premia a Christian Marclay por su aclamada obra “El Reloj”. Marclay, durante los últimos treinta años, ha vuelto irrelevante los límites entre las formas artísticas y el género.

León de Plata para Artista Joven Promesa de la exhibición ILLUMInations:

Haroon Mirza

(Gran Bretaña, 1977. Obra exhibida en La Corderie en el Arsenal y en el Pabellón Central en el Jardín de la Bienal)

Por la forma en que su obra inmediatamente compromete al espectador con su refrescante uso del poder y la debilidad.

Menciones Especiales:

Pabellón de Lituania

(Lituania, 1969. Obra “Behind the White Curtain” en el Pabellón. Curaduría de Kestutis Kuizinas)

Por su elegante conceptualización y la presentación eficientemente ambigua de la historia del arte de una nación.

Klara Lidén

(Suecia, 1979. Obra sin título o Tarro de Basura, 2011, exhibida en el Arsenal)

Por la confirmación de la fuerza de su obra, su astucia y rabia, así como su habilidad de traer lógica a la intervención pública dentro del espacio del museo.

El pabellón de Alemania se ha llevado el León de Oro a la Mejor Participación Nacional de la 54Aª edición de la Bienal de Arte de Venecia. Se trata sobre todo de un reconocimiento a la reflexión política y sobre la culpa llevada a cabo por este pabellón.El jurado – lo componían el egipcio Hassan Khan (presidente), la china Carol Yinghua Lu, la italiana Letizia Ragaglia, la francesa Christine Macel y el estadounidense John Waters- ha asegurado que el galardón se debe a una “práctica multidisciplinaria intensa y una fuerte visión personal”, adjetivo que se refería al fallecido artista y director de cine Christoph Schlingensief, cuyos trabajos son expuestos en el pabellón. Schlingensief había sido encargado de montar la muestra pero su fallecimiento en agosto de 2010 debido a un cáncer dejó el trabajo en manos de la curadora Susanne Gaensheimer, quién también recibió una mención por parte del jurado.

El estadounidense Christian Marclay se ha llevado el León de Oro al mejor artista por su trabajo The Clock. La obra consiste en una película proyectada sin interrupciones durante 24 horas en la que se van alternando escenas de diferentes filmes del pasado y del presente, mientras una imagen muestra siempre la misma hora en la muñeca de una mujer. “En los últimos 30 años ha establecido los límites entre las formas artísticas y los distintos géneros”, ha destacado el jurado, que ha definido las creaciones de Marclay como “obra maestra”.

Haroon Mirza, artista inglés que crea instalaciones con objetos de segunda mano, se ha hecho con el León de Plata a la Joven Promesa, por el “modo en que su trabajo captura inmediatamente al espectador con su refrescante uso del contraste entre debilidad y poder”. El reciclado, elemento fundamental de las obras de Mirza, ha sido una constante muy extendida en esta edición de la Bienal.

El austríaco Franz West y la estadounidense Sturtevant han recibido el León de Oro a toda una carrera, como ya se anunció el pasado 2 de mayo. El primero ha visto reconocidos sus trabajaos en los ámbitos de la escultura, el collage y las instalaciones, mientras que Sturtevant ha recibido el reconocimiento por haber desarrollado una “obra extremadamente coherente,a la sombra de los experimentos y corrientes artísticas más importantes del siglo XX”.

 

Así mismo la Directiva de la Bienal de Venecia presidida por Paolo Baratta, según la propuesta de la curadora de la Bienal Bice Curiger, premió por los logros alcanzados en su carrera a:

Sturtevant

(Estados Unidos, 1930)

Vive y trabaja en París. Su carrera artística es única y fascinante en desarrollar una obra extremadamente coherente a partir de estar literalmente en la “sombra” de los experimentos artísticos más importantes del siglo xx. Su trabajo levanta preguntas sobre la originalidad y la autoría mucho antes de que estos temas se convirtieran en  intensos debates filosóficos y teóricos.

Franz West

(Viena, 1947)

Es uno de los artistas contemporáneos más importantes trabajando en escultura, pero también en collage e instalaciones. Sus primeros trabajos fueron creados alrededor de la idea de los “adaptables”, pequeñas esculturas que personas debían sostener cerca del cuerpo para que estén “completas”. Las interpretaciones de estas esculturas son ubicadas entre la neurosis y la prótesis. Al mismo tiempo su trabajo toma un lenguaje estético que apunta a los vago y lo decrépito, relacionándose con discursos alrededor del cuerpo, del psicoanálisis, la literatura y la filosofía de una manera grotesca y desordenada.

Diario El País titula la nota de estos últimos premios por los logros de la carrera artística: “La Bienal de Venecia premia la experimentación”
La experimentación y el afán innovador caracterizan la obra de Sturtevant (1930, Lakewood, Ohio) y Franz West (Viena, 1947). Los dos artistas han sido galardonados con el León de Oro que la Bienal de Venecia concede a toda la trayectoria de un artista. En este caso, ambos comparten un mismo amor por la experimentación y una forma de entender el arte alejada de toda convención.

Los premios se entregarán durante la jornada inaugural de la Bienal, el 4 de junio, en la que en esta ocasión se expondrá la obra de 84 artistas de todo el mundo bajo el epígrafe común de Iluminaciones.

Los responsables de la 54 edición, Paolo Baratta y Bice Curiger, han valorado la fuerza y la riqueza de la obra de Sturtevant y Franz West, así como su capacidad de implicación con el discurso intelectual de otras expresiones artísticas.

Las piezas de Sturtevant, pioneras del arte conceptual, están profundamente vinculadas a la literatura y a la filosofía y tienen un lema común: no hay nada original. Sus trabajos más conocidos son réplicas de trabajos de Marcel Duchamp, Frank Stella, Andy Warhol, Joseph Beuys, Felix Gonzalez-Torres o Paul McCarthy.

 

Retrato de Stuvertant

 

La obra de Franz West recorre el mundo de la escultura, el vídeo y la instalación. Habitual de la Documenta y de la Bienal de Venecia, sus obras más conocidas son sus frágiles esculturas aéreas y pequeñas obras de formas abstractas hechas con yeso para adornar el cuerpo.

 

El artista austriaco Franz West.- MARKUS RÖSSLE