Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela se lleva la Concha de Oro en San Sebastián con “Pelo Malo”

San Sebastián (España), 28 sep (EFE).- Pleno latino en la 61 edición del Festival de Cine de San Sebastián con un palmarés venezolano, mexicano y español que ha encabezado Mariana Rondón, la cuarta mujer en conseguir la Concha de Oro en la historia del festival, la primera latinoamericana, con “Pelo Malo”.


Publicidad

La directora, que recibió el galardón de manos del presidente del jurado, Todd Haynes, que anunció el premio “por unanimidad”, agradeció varias veces en euskera y castellano la decisión.

“Gracias por elegir una película tan chiquita, que hice para librarme de la angustia de tanta intolerancia”.

“Pensar distinto, ser diferente -ha dicho visiblemente emocionada- no es un problema, es lo más hermoso que tiene un ser humano cuando se encuentra con el otro”.

Recibida en la sala de prensa con una gran ovación, no en vano las propuestas de su película fueron tema de conversación en muchos corros de periodistas, la directora ha dado “mil veces” gracias.

“Pelo malo” cuenta la historia de Junior, un niño mulato de 9 años que no tiene padre al que le crece un pelo obstinadamente rizado y cuya obsesión es alisárselo para la foto de la escuela, una determinación del pequeño que hace pensar a su madre, con temor, en su homosexualidad.

“El debate está abierto y no lo abrí yo, esa solo es una de las intolerancias de las que habla la película -ha dicho Rondón-. Yo lo único que digo, y lo único que quiero es que, como sea, nos sentemos y hablemos de muestras diferencias”.

La directora ha comparecido con la productora Marité Ugas, con la que trabaja habitualmente repartiéndose el trabajo, quien ha recordado que el proyecto nació de un premio al cine en construcción y que la cinta, de apenas medio millón de dólares, ha sido una coproducción Venezuela Perú.

La sorpresa, o no tanto, fue la española “La herida”, de Fernando Franco, que ha obtenido dos premios, el Especial del Jurado y el de mejor actriz a Marián Álvarez.

Franco, montador de “Blancanieves”, ha ganado curiosamente por su cinta el mismo premio que Pablo Berger obtuvo el año pasado por su versión del famoso cuento infantil.

“Es una recompensa tremenda a una película hecha con pasión”, ha asegurado Franco, que logra este galardón con su primer largometraje, un retrato descarnado sobre una mujer que padece un trastorno límite de la personalidad (“borderline”) que le lleva a sufrir un dolor constante.

Muy emocionada, Álvarez ha dedicado el premio “a todas esas personas que padecen algún tipo de trastorno psicológico” y se ha mostrado “muy orgullosa de pertenecer a la familia del cine, que podemos hacer visible lo invisible”.

Faltó en la gala el mejor actor, Jim Broadbent, que se encuentra trabajando en Nueva York, y cuyo galardón recogió agradecido, y por los suelos, porque se le cayó de las manos, el consejero delegado de la productora y distribuidora “A Contracorriente”, Adolfo Blanco, que se excusó: “no estaba bien pegada”, para después leer un breve mensaje del británico.

El premio al mejor director fue para el tercer largometraje del mexicano Fernando Eimbcke, “Club Sandwich”, otra de las sorpresas latinas de la noche, protagonizado por María Renée Prudencio y Danae Reynaud.

El director ha dedicado el premio a su esposa y sus hijos, y al equipo de trabajo del filme, “que nunca se dieron por vencidos y me acompañaron en este viaje”.

Aplausos también en la sala de prensa para el ganador del premio a la mejor fotografía por “Caníbal”, Pau Esteve Birba, y risas, las provocadas por el ganador del mejor guión Antonin Baudry, creador junto con Bertrand Tavernier y Christophe Blain del guión adaptado de “Quay D’Orsay” cuando ha dicho que, aunque no trata de algo que suceda en España, sí tuvieron que conocer todos los bares para escribir la historia.

Un año sin muchas caras conocidas, pero con grandes promesas para la taquilla con cintas como “Futbolín”, “Zipi y Zape y el club de la canica”, “Las brujas de Zugarramurdi” o “Gravity”, que será recordado además porque Carmen Maura fue la primera actriz española que se llevó el Donostia y por los aullidos del “guapísimo” Lobezno, Hugh Jackman.EFE

__

La directora venezolana Mariana Rondón, a la izquierda, recibe la Concha de Oro a la mejor película por ”Pelo Malo” del jurado Todd Haynes durante la 61er Festival de Cine de San Sebastián, en San Sebastián, España, el sábado 28 de septiembre de 2013. (AP Foto/Alvaro Barrientos)