Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Top 10 de los Mejores Libros del Año en español, según La República.Ec

Escritora ecuatoriana Gabriela Alemán. Foto de Ciencia Ficción Ecuador.

Todos los años, los escritores de la lengua castellana lanzan al mercado editorial una infinita variedad de creaciones literarias. Los hay de todos los géneros: novela, cuento, poesía, ensayo y libros que se encuentran en la frontera de los géneros. El Diario La República.Ec, siguiendo la tradición de otros periódicos del mundo, ha establecido una lista de libros que han recibido gran acogida durante el 2014 y cuya lectura merece ser promovida, por su calidad y capacidad de incitar a los lectores al oficio de leer. Cabe aclarar que esta lista es solo referencial, no es excluyente de otras obras que, publicadas en el 2014, merezcan la lectura y admiración de los lectores.


Publicidad

1.- Para guardarlo en secreto (Santillana, 2014), de Carlos Arcos Cabrera. Una novela que nace de un cuento de Julio Cortázar en el el cual el escritor argentino planteaba la posibilidad de que todo gato es un teléfono. Arcos Cabrera, con una escritura limpia como el aire, indaga, desde la voz de un felino, en la épica al interior de los video juegos, el heroísmo de la muerte y la crisis del crecimiento durante la adolescencia. El relato de un verano sorprendente en Nueva York se suma a la prolífica obra de Arcos Cabrera y lo consagra como una de las voces más interesantes de la narrativa ecuatoriana de hoy.

2.- Así empieza lo malo (Alfaguara, 2014), de Javier Marías. El genio o leyenda viva de las letras castellanas vuelve a la palestra con una novela que transcurre en el Madrid de los ochentas pero cuyo real territorio es el deseo sexual. Una mirada madura a la época de la transición, espacio ideal o deseado para el perdón y, sobre todo, para el descubrimiento de que, después de la oscura noche franquista, la respuesta puede ser la impetuosa observancia a una extraña pareja que integran un director de cine y su esposa.

3.- La muerte silba un blues (Penguin Random House, 2014), de Gabriela Alemánuna de las más destacadas y admiradas escritoras latinoamericanas de nuestros tiempos. En su último libro de cuentos Alemán realiza un diálogo estético con Jess Franco, el director de cine español de serie B. En sus cuentos, la escritora ecuatoriana aborda un sin fin de temas como la adaptación radial de la novela ‘La guerra de los mundos’ de H.G Wells en 1949 en Quito, que tuvo un terrible final; así como los recorridos de una europea en la selva ecuatoriana a mediados del siglo XX o el huracán Katrina que desoló New Orleans en 2005. El gran tema, sin embargo, es la indagación en la soledad y la intimidad del ser humano, como espacios creativos y de reencuentro.

4.- Diálogo con el ausente (Tintácida Ediciones, 2014), de Cristian López Talavera. Un libro en donde el poeta toma las cenizas que deja la muerte y en un furioso proceso de creación arma la escultura de la vida que fue. Es el poder del lenguaje recreando la intimidad de las relaciones humanas en el momento del reposo, del abandono y de la condena final. La palabra reintentando el tiempo. La obra de un poeta que lucha y defiende su fe en el silencio.

5.- El impostor (Random House, 2014), de Javier Cercas. Un viaje por la vida de Enric Marco, el mártir que llegó a dirigir la agrupación de víctimas que resistieron los horrores acontecidos durante la Segunda Guerra Mundial. El hombre que aseguró haber sobrevivido a campos de exterminio y que engañó, con su falsa biografía, a toda una nación. Cercas, el autor de ‘Solados de Salamina’ y ‘Anatomía de un instante’, se encuentra frente a lo que muchos consideran su mejor novela: un retrato nítido del mundo contemporáneo en donde vuelve a poner en práctica su teoría del punto ciego por la cual la literatura no ofrece respuestas, sino una enorme y lúcida cantidad de preguntas.

6.- El mundo de afuera (Alfaguara, 2014), de Jorge Franco. La novela que ganó el premio Alfaguara de este año sucede en Medellín. Un hombre es secuestrado en 1971, pero la intención de sus captores no es acceder únicamente al rescate millonario que piden sino a Isolda, la hija de este hombre devoto de Wagner. Una novela que explora los bosques en donde habitan el amor y la muerte, así como la vida de una familia alemana en el infierno insondable de un Medellín devorado por el horror que pretende destruir la inocencia de una niña.

7.- La parte inventada (Random House, 2014), de Rodrigo Fresán. Es una novela inabarcable, una visión del mundo, un juego, una declaración de principios. En ella Fresán deja muy claro que prefiere escribir a ser escritor, asume una postura crítica sobre esas familias que son como clanes y que instauran un sistema totalitario y violento contra sus miembros. Una novela que se pregunta el punto de partida de un escritor: el momento en que se le ocurre asumir ese oficio como tarea de su vida. Una nostálgica evaluación de ‘Suave es la noche’ de Scott Fitzgerald y, además, un precioso cover de ‘Wish you were here’ de Pink Floyd.

8.- Orange (Antropófago, 2014), de Sandra ArayaSiguiendo el consejo de Tolstoi, Araya construye un minucioso argumento de intrigas en el cual, lo único que queda claro, es que toda familia infeliz tiene su genuina forma de vivir la infelicidad. Araya ha comprendido, quizá gracias a los grandes narradores de todos los tiempos, que en el seno de toda familia se encuentra el secreto de la literatura. Se trata de una joven escritora que sabe usar, con absoluta voluntad y sin inocencia política, la luminosidad y la sombra, como el Goya de ‘Pinturas negras’. De allí, de la dialéctica entre la luz del fuego y las oscuridades, es que ‘Orange’, en cuanto a propuesta estética, pertenece a la universal tradición de las novelas de misterio.

9.- Kassel no invita a la lógica (Seix Barral, 2014), de Enrique Vila-Matas. El reportaje novelado en el cual el escritor catalán cuenta la ocasión en que le prometieron la solución al misterio del universo para que aceptase participar en la Documenta 13, la exposición de arte contemporáneo más grande del planeta que cada cinco años, desde 1955, convoca a lo más innovador de la vanguardia artística a la ciudad alemana Kassel. El libro de Vila-Matas, basado en su recorrido por las obras de los creadores contemporáneos, es un clamoroso llamado a creer en el efecto subversivo del arte, pero también a contrastarlo con las anquilosadas convenciones de la novelística española actual.

10.- Los huérfanos (Galaxia Gutenberg, 2014), de Jorge Carrión. Es la segunda pieza de la genial trilogía que Carrión inició con ‘Los muertos’ y que continuará con ‘Los turistas’. Una novela que transcurre cuando la tercera guerra mundial ha tenido lugar y un grupo de sobrevivientes caminan bajo tierra, en un búnker de Pekín. Una evocación de la caverna de Platón a la vez que una maravillosa reflexión sobre la comunicación, cuando el mundo tangible ha sido fulminado y cuando todo lo que cubre a los humanos es una luz artificial amarilla. La novela de quien es, quizás, el mayor cronista español de la actualidad.

Bonus: Precipicio portátil para damas (Seix Barral, 2014), de Adolfo Macías es, según la crítica Maricruz González, una de las novelas ecuatorianas que no deberían quedarse dentro de nuestras fronteras y que muestra que la escritura nacional ya podría estar en ligas mayores (si las editoriales lo permitieran). Su excelente narración no nos permite dejar de lado la historia, a pesar de la dureza de su personaje que es una muestra del mundo misógino de hoy. No apta para todo público.