Ecuador. Sábado 3 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jorge Morocho presenta “MU” en galería DPM

foto dpmgallery

Guayaquil.- Galería DPM invita a la inauguración de la muestra “MU” del artista guayaquileño Jorge Morocho, que se realizará el 4 de octubre, a las 19h00.

Publicidad

La muestra con la curaduría de Jorge Aycart.

La entrada es libre. DPM está ubicada en Circunvalación Sur 111 y Víctor Emilio Estrada, frente al parque de Urdesa.

TEXTO 1
Personajes:

Shuji Hashizume, el esposo
Mayumi, la esposa
Michiko, la hija enferma
Kagawa, el detective
Lee, el oscuro
El otro Lee, el ausente

Acción:

El agujero del cañón de una pistola negra, los dedos la aprisionan elaborando una extraña figura.

La puerta se cierra, una sombra se proyecta sobre el vidrio rasgado, considerando que el soporte de la misma hace más potente la figura esbozada, permitiendo que el cuerpo se desmaterialice y pase a ser un rastro indefinido en la materia descrita.

Una larga calle, árboles, asientos. Un lento avance sobre una barra de metal y una huella de mano sobre la puerta.

¿Hospital Suda? Páseme con el doctor, por favor.

Pasa un tren oscuro por la oscura noche.

El tren pasa una vez más pero esta vez da la impresión de ser un objeto que se adapta naturalmente al paisaje y al mismo tiempo es una presencia anormal sobre el fondo real.

El teléfono era una caja vieja que ocultaba a todas las voces, y de ella salía un cuerno dorado.

Movimiento sobre el piso de la casa con tres latas de pintura a medio llenar y dos botellas de cerveza, una de ellas tirada en el piso con una mancha. Otro movimiento sobre un cordel del que cuelgan tres medias blancas mojadas y un camisón de dormir.

Durante mucho tiempo Shuji tararea una triste canción del oscuro Lee: “Siempre he sido un hombre de verdad, hasta que apareciste. Siempre he sido un hombre agradecido, siempre he sido un hombre fiel. ¿No me haces actuar mal, no me haces actuar mal? Siempre he sido un hombre de verdad, hasta que apareciste.”

El otro Lee se veía a sí mismo colocando su brazo sobre un árbol, este fue el lugar preciso en donde las dos botellas de cerveza vacías y las dos latas de pintura a medio llenar habían descansado durante mucho tiempo, permitiendo al espectador atento descubrir la irregular relación que provocaban, confirmando esta aproximación los reflejos de estos objetos de otra época y de otro espacio en la corta camisa del ausente Lee.

TEXTO 2

* ¿Taguchi tampoco ha venido hoy? Lleva dos días sin venir
* Creo que se va a casar
* ¿Entonces nos va a dejar? Es una noticia estupenda. ¿Cuántos años tiene?
* Pues tendrá 23 o 24
* ¿A qué se dedica su marido? ¿En qué trabaja?
* Yo no estoy casada. Estoy cuidando a mi padre

Balde celeste, tacho de basura verde, humo

* Oye, tu hija Michiko… ¿cuántos años tiene?
* Tiene 24, ¿por qué?
* Le he encontrado pretendiente. ¿Te interesa? Mi esposa ha encontrado al pretendiente perfecto. Recién licenciado en medicina y ahora hace prácticas en un hospital
* Es demasiado pronto. Es una niña, no está preparada
* Pues claro. Cásala y le irá bien
* Por cierto, ha llamado Horie. Quiere que quedemos. Esta noche. Debe haberte llamado a ti también
* Está exultante desde que se casó con aquella niña. Quizá sea una poción nueva. Piénsate lo de Michiko
* Claro. ¿Vendrás tú esta noche?
* No, voy al partido de béisbol. Taiko contra Hansin. Partido de vuelta
* Bueno vendrás otra noche
* No, estos partidos son cruciales. No me lo puedo perder
* Ven con nosotros
* No, esta noche no

2 teléfonos grises, balde rojo, tetera amarilla

Publicidad