Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nadal reina en París por sexta vez e iguala a Borg

El balear alcanzó la cifra de seis títulos de Roland garros, hasta la fecha sólo lograda por Bjorn Borg, después de una final frente a Roger Federer en la que el guion fue el mismo de las otras tres, con el suizo, considerado como el mejor tenista de la historia, completamente acomplejado ante el despliegue del español.


Publicidad

El partido arrancó, sin embargo, con FedEx jugando un gran tenis y desarbolando a un Rafa Nadal que no terminaba de sentirse cómodo y que incluso pidió ayuda del fisio. El helvético se puso pronto 3-0, llegó a mandar 5-2 e incluso dispuso de una bola para rematar la manga. No lo hizo, y fue el primero de sus males. El número uno se vino arriba y levantó el set hasta adjudicárselo por 7-5.

Sin un gran tenis, Nadal sí tuvo tiempo para hacer lo que acostumbra, jugarle bolas incómodas al revés alto de Federer, ponerle nervioso e impedir que se metiera dentro de la pista a golpear en parado. Además, el español sí conseguía meterse dentro de pista y pegar de derecha, dificultando enormemente el tenis de su adversario.

La lluvia no quiso perderse el espectáculo, y apareció con 5-4 y 40 iguales para Rafa. El parón, breve, benefició al suizo, que hizo break y se llevó el set al tie break. Ahí, la solidez desde el fondo de pista inclinó de nuevo la balanza a favor de Nadal, que acabó por imponerse.

El nivel tenístico y emocional del tercer set bajaron, salvo para el público francés, descaradamente parcial en contra de Nadal, que siguió consiguiendo que Federer no se metiera de nuevo en el partido. Hizo un break, pero le fue devuelto en blanco, y la tercera manga acabó yendose larga, igual que las otras dos. En el cinco iguales, Federer dio un golpe de efecto y rompió el servicio de Nadal, que no pudo rehacerse del golpe y cedió el parcial (7-5).

Cuando parecían torcerse las cosas, Nadal sacó lo mejor de su tenis y de su mentalidad, y aniquiló a Federer. El español, con toda la grada en contra y la tendencia del partido cuesta arriba, exhibió su derecha, su poderío físico y su sangre fría para abstraerse de la situación, jugar al tenis y pegarle una soberana paliza al suizo. Seis veces Nadal en París, algo que sólo logró Borg y diez Grand Slams, igualando a Tilden en la sexta plaza de todos los tiempos.