Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Joven irlandés se dispara en el US Open

Nada es imposible cuando el prodigioso norirlandés Rory Mclroy, de 22 años, airea su talento y dispara “birdies” como si tal cosa, como si con él no fuera el sufrimiento generalizado en el Congressional, sede del Abierto estadounidense que el chico de las pecas y los rizos lidera con 65 golpes (-6).


Publicidad

Seis “birdies” y ocho pares hizo McIlroy. Sencillo resumen. McIlroy hizo fácil lo que para los otros 155 jugadores resultó un galimatías en el inicio del segundo ‘Grande’ del año, y en un campo serio de veras como el Congressional, a las afueras de Washington (sólo una veintena bajaron del par).

McIlroy, el octavo del mundo, fue un cohete y Sergio García comenzó su 48 ‘major’ consecutivo como en sus mejores tiempos.Por distintos motivos, ambos respiraron tranquilos: McIlroy porque dilapidó en abril el Masters con una ronda final de 80 golpes y García porque se hunde en la lista mundial y no acaba de encadenar cuatro rondas decentes.McIlroy es ahora líder con 65 golpes, y puede olvidar aquellos 80 que le condenaron en Augusta. En la tabla le siguen, a tres golpes, el coreano Y.E. Yang y el surafricano Charl Schwartzel, el último ganador de la Chaqueta Verde de Augusta.

Sea o no espejismo lo acontecido en el Congressional, McIlroy con sus 65 golpes ha destrozado las intenciones de la USGA de someter a los golfistas en este campo a un duro estrés, especialmente a los europeos. Quizá la lluvia matinal, que suavizó los “greens”, tenga también parte de la culpa.

Y en cuanto a García, lo que falta por conocer es si el castellonense será capaz de variar su terrible tendencia este año en el PGA Tour, en donde se ha significado por ser uno de los mejores tras dos rondas. Pero, también, uno de los peores en las dos últimas.