Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nadal es el segundo finalista de Wimbledon; va por el honor ante “Nole”

Novak Djokovic avanzó a su primera final en Wimbledon y se aseguró el primer puesto en el escalafón mundial al vencer el viernes a Jo-Wilfried Tsonga 7-6 (4), 6-2, 6-7 (9), 6-3, y enfrentará el domingo a la final a Rafael Nadal, campeón vigente, quien superó a Andy Murray 5-7, 6-2, 6-2, 6-4.


Publicidad

Djokovic, dos veces campeón del Abierto de Australia, mejoró su foja a 47-1 este año. Y aunque fue una vez más el vencedor, fue Tsonga el que entretuvo a la multitud con sus habilidades tenísticas y sus dotes histriónicas.

Djokovic desplazará a Nadal el lunes en el ránking mundial, pero llegar a la final en el All England Club le permitió respirar aliviado después de haber perdido dos veces a esta altura.

Las dos semifinales se decidieron a cuatro sets. En el caso de Nadal, después de perder el primer capítulo dio vuelta el partido y pasó a dominar a Murray.

El británico pareció afectado por una dolencia en la cadera. Nadal está invicto en 20 partidos en Wimbledon desde que perdió la final del 2007 ante Roger Federer.

Después del punto decisivo, Djokovic se tendió sobre el césped de espalda, y segundos más tarde se arrodilló y besó el suelo.

“Es difícil expresar las emociones en un solo instante, pero ojalá haya más celebraciones”, declaró el serbio, quien también venció a Tsonga en la final del Abierto de Australia en 2008.

Djokovic empezó la temporada 2011 con 41 victorias consecutivas, pero perdió ante Roger Federer en semifinales del Abierto de Francia. Desde entonces está 6-0.

“He estado trabajando toda mi vida para esto”, afirmó Djokovic. “Soñaba jugar la final de Wimbledon desde que empecé a jugar tenis a los cuatro años. Poder estar allí el domingo será lo máximo”.

Pero Tsonga no se las hizo fáciles al serbio. El francés, duodécimo cabeza de serie, le dio batalla siempre y dos sets fueron a desempate.

El encuentro se caracterizó por mucha acrobacia y un poco de teatro.