Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mundial Sub 17: El anfitrión llega a la final tras vencer a Alemania

México y Alemania llegaban a la semifinal del Campeonato Mundial Sub 17 invictos y con todos los partidos ganados, pero al término de éste solamente quedaría un equipo para ir a la final contra el equipo de Uruguay, que había derrotado a Brasil por tres a cero pocos minutos antes.


Publicidad

Alemania se había mostrado sobrado en cada uno de sus partidos, auqnue en el último contra Inglaterra, un exceso de confianza les complicó el final del partido, después de ir ganado con un marcador de tres por cero, para quedar en tres por dos.

México se había visto un poco más inestable, con muy buenos destellos, con garra y coraje, pero con muchos lapsos de nerviosismo y fallas en la defensiva. La duda era si podrían resolver el partido contra un equipo tan firme como lo es Alemania.

De manera sorprendente, a los tres minutos de iniciado el juego hubo un descuido defensivo por parte de Alemania y un centro sin demasiadas complicaciones se convirtió en un remate a gol de Julio Gómez, para la ventaja de México.

Alemania intentó responder y nuevamente ocurrió lo que había sucedido en otros partidos, un error defensivo en la zaga de México que se convirtió en el gol del empate por parte de Samed Yesil.

México se salvó de no recibir más goles en el primer tiempo debido a errores defensivos, en combinación con las habilidades ofensivas de Yesil.

En el segundo tiempo México estaba manejando mejor el balón, pero nuevamente la zaga mexicana hizo de las suyas ocasionando que le anotaran el segundo gol del partido, poniéndolo abajo en el marcador.

México reaccionó de buena manera, atacando con todos los elementos que podía, arriesgando aún más en la defensiva, pero no habría más futuro en caso de perder.

Alemania es un equipo muy disciplinado que no perdía la forma, pero en un tiro de esquina Julio Gómez logró anotar el gol del empate, pero quedó lastimado al golpear también la cabeza de un defensivo alemán que pretendía despejar.

Faltando un minuto para terminar el partido, Julio Gómez anota un golazo de chilena para dar la ventaja a México por tres goles a dos, una ventaja que se sentía definitiva, evitando la definición mediante los tiros penales.

Con este marcador México será el rival de Uruguay el domingo 10 de julio para definir al Campeón Mundial Sub 17, manteniéndose invictos.