Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Irina Falconí se hace gigante en la cancha Arthur Ashe

Debido al retiro de Venus Williams, del torneo individual femenino, los organizadores del US Open decidieron que la ecuatoriana-estadounidense Irina Falconí juegue en el estadio Arthur Ashe.


Publicidad

Por esa razón, el match programado para la cancha 11, entre la ecuatoriana-norteamericana Irina Falconí, y Dominika Cibulkova, de Eslovaquia, fue movido al templete donde las grandes figuras tienen el derecho a jugar en su cancha, rodeada de los ricos y famosos que se abonan en los palcos y las suites alquiladas por prestigiosas corporaciones, para acomodar a sus clientes, oficiales y amigos.

Como era de esperarse, Dominika Cibulkova, demostró desde el primer servicio por qué es la favorita No. 14 en la competencia individual de mujeres en el US Open 2011, y ganó fácil el primer set 6-2.

En el segundo, Irina asentó su juego desde la línea de base, pegando fuerte y forzando a Dominika a quedarse fuera de acción. Falconí usó su astucia para quebrar el retorno y dejar caer la bola al otro lado y pegada a la net con efecto contrario para alejarla del alcance de la eslovaca. Así logró buenos puntos y se adelantó 1-4 en menos de una hora de juego.

Poco a poco, Falconí comenzó a demostrar la calidad de su juego, por la que es tan admirada en Nueva York, por quienes la han visto jugar desde los juveniles. Pero, Dominika rompió el patrón de juego impuesto por Irina, con intercambios de boleas profundas que no le habian permitido subir y remontó 3-5.

Cortando los tiros de retorno al revés para hacer “drops” seguidos junto a la net, Falconí ganó el segundo parcial 3-6, antes de pedir tiempo para correr al baño y parar el reloj con 1:15 de acción.

En el tercer set y final, Cibulkova fue más agresiva y se adelantó 2-0. Irina aminoró la diferencia en el parcial 4-1 con su solvente juego de base impiniendo fuerza en los tiros y desubicando a su rival para empatar 4-4 y luego conseguir el “break point” 4-5, Pero Dominika, igualo 5-5 y Falconi tuvo que forzar su juego para adelantarse 5-6.  Al final Irina atacó su servicio y subió a la net para ganar 2-6, 6-3, 7-5

El momento es histórico para Irina Falconí, por ser la primera y única tenista nacida en Portoviejo, Ecuador, que ha tenido el privilegio de jugar en la cancha reservada para los grandes nombres en el tenis mundial. Pero ella puede volver, si continúa en su meteórico ascenso en el ranking de la WTA, y logra ubicarse entre las primeras 10 del mundo.

Fuente: El Diario