Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ferrer y Petrova conquistan Hertogenbosch

El español David Ferrer, primer cabeza de serie y sexto en la lista mundial, consiguió en Hertogenbosch (Holanda) el segundo título sobre hierba de su carrera -y el cuarto ATP del año- al derrotar por 6-3 y 6-4 al alemán Philipp Petzscher, numero 145 en el ránking universal y procedente de la fase de calificación.


Publicidad

El tenista español sólo había ganado, antes de hoy, un título sobre hierba, y fue hace cuatro años en este mismo torneo.

Vencedor, esta temporada, en Auckland, Buenos Aires y Acapulco, Ferrer, ha batido, con este cuarto, su récord de títulos en un solo año, igualando la cosecha de la presente temporada de Rafael Nadal y Roger Federer.

En la trigésima final de su carrera, Ferrer, muy sólido en el resto, rompió el servicio de su rival en el segundo y en el sexto juego y, aunque cedió su propio saque en el séptimo, terminó anotándose la primera manga por 6-3.

El tenista de Jávea prolongó su dominio al comienzo del segundo set, en el que abrió brecha en el marcador con un “break” en el tercer juego.

Petzscher sólo equilibraba momentáneamente la contienda durante breves periodos en los que subía a la red y se mostraba certero con la volea.

A partir del 3-1, Ferrer mantuvo su servicio y acabó sentenciando el choque por 6-4, tras 1 hora y 9 minutos de juego.

Nadia Petrova conquista su undécimo título

Por su parte, en la rama femenina, La rusa Nadia Petrova afinó su puesta a punto para el torneo de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada, que empieza el lunes, tras su victoria en el torneo de Hertogenbosch (Holanda), también sobre hierba, después de superar en la final a la polaca Urszula Radwanska (6-4 y 6-3).

Petrova rentabilizó en 83 minutos la presencia en su primera final del curso, que le ha supuesto el estreno del palmarés en el 2012.

La tenista moscovita de 30 años y situada en el puesto 22 del ránking femenino no tuvo contratiempos para echar por tierra las aspiraciones de su rival, procedente de la fase previa y que afrontaba la primera final de su carrera.

Radwanska, 64 del mundo, mantuvo el tipo en la primera manga pero después fue incapaz de seguir el ritmo de la rusa, con más experiencia y que afrontará Wimbledon con el título holandés en el bolsillo.