Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

De último minuto, Morante viaja para la Recopa Sudamericana

La Universidad de Chile se subirá esta tarde  (13.20 horas) al avión que la llevará  rumbo a Sao Paulo pa’ disputar la finalísima de vuelta por la Recopa  ante el Santos y tratar de conseguir el segundo título internacional de su historia.


Publicidad

Difícil, pero no imposible creen los androides, sin negar que la tendrán más pelúa que mina de reality sin cera. Es que después de empatar a huevo en la ida jugada en el Nacional (el lejano 26 de agosto), los chunchos están obligados a vencer o mantener la paridad como sea, porque ahí el trono se define a penales.

Tema aparte, obviamente, será la pega ruda de detener a Neymar, que tiene más que una hachita que afilar con el campeón de la Sudamericana luego de que se perdiera un penal en Santiago, cuando la imagen del brasuca yéndose de poto al disparar desde los doce pasos dio la vuelta al mundo.

Obviamente, Don Sampa elaboró un plan especial para amputarle el talento al “Pájaro Loco”, que pasa por lo que pueda hacer Eduardo Morante. Sí, aunque no lo crea, el ecuatoriano sacó pasajes pa’ estar en la pichanga brasuca a último minuto, lo que no sólo fue un combo a la cátedra de Minimí, si no a Waldo Ponce también, pues el ex patrón de la Roja deberá quedarse celebrando el 18 chico en Los Andes.

Es que el grone, que poco a poco se ha ido ganando la confianza, se volvió a ganar el respaldo de “Minimí”, así que estará en la final continental, cosa que lo dejó más contento. “Sí, viajo con mis compañeros, estoy tranquilo y espero hacer todo bien”, soltó el defensor a La Cuarta.

Pero Waldo, que fue a Melipilla y perdió su silla, no lo tomó con mala onda y aseguró que “no viajo, porque aún no estoy en las mejores condiciones, pero todo bien”, la cantó clarita el hachero, que sólo acumula un tiempo en el cuerpo frente al Chago en la Copa Chile.

Pero pese a la alegría del morocho, la interna en la “U” no está tan relajada. Esto, porque los últimos partidos han dejado con varias dudas a Sampaoli, y más aún el partido con Wanderers, donde los azules mostraron un juego muy bajo y sólo empataron al final. Aunque los jugadores se quitaron presión. “Sabemos que no hicimos un buen partido y por suerte logramos empatar. Pero estamos bien y con confianza de poder conseguir algo importante para el club en Brasil”, comentó Matías Rodríguez.