Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Francia ganó 3 por 0 a Honduras

Foto de archivo. Karim Benzema (C) of France celebrates after scoring the 1-0 lead from the penalty spot during the FIFA World Cup 2014 group E preliminary round match between France and Honduras at the Estadio Beira-Rio in Porto Alegre, Brazil, 15 June 2014. EFE/EPA/MOHAMMED MESSARA.

PORTO ALEGRE, Brasil (AP) — La tecnología en su contra. Un expulsado. Y el espléndido Karim Benzema.


Publicidad

Todo conspiró en contra de Honduras en su debut el domingo en la Copa del Mundo, al perder sin atenuantes 3-0 ante Francia por el Grupo E.

El partido en Porto Alegre será recordado por haber sido el primero en la historia de los mundiales con un gol asistido por el “ojo de halcón”, el que al despuntar el segundo tiempo acabó de hundir a una Honduras que ya jugaba en inferioridad numérica por la expulsión de Wilson Palacios.

“Ganar 3-0 en un Mundial no es fácil”, dijo Didier Deschamps, el técnico de la rejuvenecida Francia. “(Los jugadores) deben disfrutar el momento, no hay nada más maravilloso”.

Luego que un penal cobrado por Benzema adelantó a Francia en el epílogo del primer tiempo, el Mundial puso a prueba la tecnología que ayuda a los árbitros para determinar si el balón efectivamente cruzó la raya de gol.

Y lo fue, a los 48 minutos, cuando Benzema remató de zurda un centro servido desde la derecha. La pelota pegó en el segundo palo sin traspasar la raya, pero luego rebotó en el portero hondureño Noel Valladares y fue un autogol. El arquero intentó sacar el balón, pero ya era muy tarde.

Cada arco tiene siete cámaras apuntadas sobre la raya para determinar si una pelota cruzó la línea. El árbitro brasileño Sandro Meira Ricci, al igual que todos los árbitros en este Mundial, utilizan un reloj especial que recibe una señal y le indica si el balón cruzó, como sucedió en este caso.

Benzema acabó por sentenciar el partido a los 72, esta vez sin dejar ningún tipo de recelo, con un remate cruzado y violento que infló la red.

“Es mi primer Mundial y creo que todos nos vamos satisfechos con el resultado”, dijo Benzema. “Es una victoria muy importante”.

Fácil trámite para Francia, favorito en su grupo pese a que no tiene la condición de cabeza de serie. En el otro partido de la llave, disputado más temprano en Brasilia, un gol sobre la hora de Haris Seferovic dictaminó la victoria de Suiza por 2-1 ante Ecuador.

Aparte de plantear un partido de pusilánime, en el que apeló al contragolpe, Honduras se complicó más al quedarse en inferioridad numérica por la expulsión de su volante Palacios, clave en su funcionamiento en la contención, por doble amonestación tras una carga sobre Paul Pogba que derivó en el penal ejecutado por Benzema.

“Fue un partido anormal de todos modos, te expulsan un jugador tan rápido”, comentó el técnico de Honduras, Luis Fernando Suárez. “Después creo que ellos hicieron las cosas mejor que nosotros”.

El portero francés Hugo Lloris fue un mero espectador, ya que no tuvo que atajar nada y no fue hasta los 31 cuando tocó una pelota.

Como evidencia que la tarde de pesadilla en el estadio Beira-Rio, en el que los hondureños ni siquiera pudieron tener la satisfacción de escuchar su himno nacional, Pogba fue perdonado por el árbitro de la roja directa a los 25 cuando reaccionó desmedidamente tras un cruce con Palacios. El colegiado optó por mostrar cartulinas amarillas a ambos.

Demasiado hosca, Honduras no tuvo argumentos para entrar en un pleito de iguales con Francia y lo que se presenció fue un monólogo, en el que durante la primera parte el travesaño despidió remates de Blaise Matuidi y luego otro de Antoine Griezmann, amén de las intervenciones de Valladares.

“Creo que fue un partido en el que ellos hicieron las cosas mejor que nosotros durante 90 minutos”, reconoció Suárez. “No hay ninguna disculpa, dentro de la parte futbolística creo que ellos fueron superiores. Habrá algunas circunstancias que habrá que buscar mejorar”.

Deschamps apostó por dejar a Olivier Giroud entre los suplentes y darle pista a Griezmann en el ataque. Fue una movida acertada, ya Griezmann conformó un circuito de puro vértigo junto a Mathieu Valbuena, Pogba, Matuidi y Benzema, generando constantes llegadas.

Para probar si puede ponerse el cartel de aspirante en Brasil, Francia tendrá un examen más exigente en su siguiente compromiso, cuando enfrente a Suiza el próximo viernes en Salvador. En un duelo de equipos derrotados, Honduras se medirá ese mismo día con Ecuador en Curitiba.

Mientras la tecnología para evitar los goles fantasmas cumplió con el propósito, los himnos nacionales no se entonaron en los parlantes del Beira-Rio. Después del partido, la FIFA lamentó lo ocurrido y explicó que el sistema de audio del estadio no funcionó.

___

Alineaciones:

Francia: Hugo Lloris; Mathieu Debuchy, Mamadou Sakho, Raphael Varane, Patrice Evra; Yohan Cabaye (Rio Mavuba, 65), Paul Pogba (Moussa Sissoko 57), Blaise Matuidi, Mathieu Valbuena (Olivier Giroud, 78); Karim Benzema, Antoine Griezmann.

Honduras: Noel Valladares; Brayan Beckeles, Víctor Bernárdez (Osman Chávez, 46), Maynor Figueroa, Emilio Izaguirre; Andy Nájar (Jorge Claros, 58), Wilson Palacios, Luis Garrido, Roger Espinoza; Jerry Bengtson (Boniek García, 46), Carlo Costly.

Árbitro: Sandro Meira Ricci (Brasil).

El centrocampista francés Mathieu Valbuena (i) lucha un balón con el centrocampista hondureño Wilson Palacios, durante el partido Francia-Honduras, del Grupo E del Mundial de Fútbol de Brasil 2014, disputado en el Estadio Beira-Rio de Porto Alegre, Brasil, hoy 15 de junio de 2014. EFE/Jorge Zapata

El centrocampista francés Mathieu Valbuena (i) lucha un balón con el centrocampista hondureño Wilson Palacios, durante el partido Francia-Honduras, del Grupo E del Mundial de Fútbol de Brasil 2014, disputado en el Estadio Beira-Rio de Porto Alegre, Brasil, hoy 15 de junio de 2014. EFE/Jorge Zapata