Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

US Open: Djokovic fue más fuerte que Murray

NUEVA YORK (AP) — En otro duelo que les exprimió todo el físico, Novak Djokovic doblegó 7-6 (1), 6-7 (1), 6-2, 6-4 a Andy Murray para asegurar su presencia en las semifinales del Abierto de Estados Unidos por octavo año seguido.


Publicidad

De cambiantes momentos de dominio, el partido se inclinó del lado del número uno del mundo después de la 1 de la madrugada del jueves.

“Ambos dimos lo mejor que teníamos”, dijo Djokovic en una entrevista a pie de cancha tras las 3 horas y 32 minutos de combate. “Por momentos el tenis no fue tan vistoso, pero eso fue por la fuerte batalla física de los primeros dos sets y medio”.

“No me esperaba menos al enfrentar a Andy”, añadió el serbio. “Las últimas cinco veces que hemos jugado, siempre nos vamos a tres o cuatro horas”.

Ambos con 27 años, con fechas de nacimiento que les separan por siete días, Djokovic y Murray completaron el mano a mano número 21 entre los dos. Djokovic ahora manda 13-8.

Pero Murray tiene la satisfacción de que las victorias más trascendentales de su carrera fueron ante Djokovic, incluyendo sus dos coronas de Grand Slam: la primera en el US Open de 2012 y luego en Wimbledon 2013, para poner fin a 77 años de espera por un campeón británico en el All England Club.

En la derrota, el octavo cabeza de serie se lleva el consuelo de que exhibió su mejor versión desde que se operó la espalda hace casi un año.

Fue un quiero pero no puedo en el envite de los primeros dos sets, en los que cada uno bajaba la guardia de manera repentina cuando parecía que domaban al contrario.

A Djokovic se le escapó el segundo set en un desempate, luego de que lo tenía a la vista tras conseguir el quiebre de saque en el tercer game.

La historia pareció repetirse en el tercero cuando se adelantó 3-1 con una rotura de servicio. Pero supo levantar dos bolas de quiebre en el siguiente game, la primera tras un peloteo de 28 tiros. Murray capituló en la segunda oportunidad, dejando una derecha en la red.

“No tengo nada en las piernas”, gritó Murray poco después en dirección hacia el palco donde estaba su entrenadora Amelie Mauresmo.

Djokovic deberá ahora vérselas el sábado contra Kei Nishikori, primer japonés en las semifinales del US Open desde el inicio de la era abierta en 1968.

Después de irse a dormir a las 5.30 de la madrugada del martes, Nishikori sacó fuerzas para disputar otro partido maratónico, imponiéndose 3-6, 7-5, 7-6 (7), 6-7 (5), 6-4 ante el suizo y tercer preclasificado Stan Wawrinka.

“Comencé algo tenso, pero estaba bien físicamente. Fui ganando confianza, en especial tras ganar el tercer set”, dijo Nishikori. “No sé cómo he terminado el partido, pero estoy muy contento”.

Nishikori jugó 4 horas y 15 minutos la tarde del miércoles apenas cuatro minutos menos de trámite con respecto al choque que le ganó al canadiense Milos Raonic y que terminó a las 2.26 de la madrugada, igualando el récord del desenlace más tarde en la historia del torneo.

Casi 36 horas después, el décimo cabeza de serie volvió al estadio Arthur Ashe para enfrentar a un adversario que inició la temporada consagrándose campeón en el Abierto de Australia. Fue de menos a más en el partido, marcando la diferencia con sus punzantes devoluciones y al atacar la red con más convicción.

“Este es mi Grand Slam favorito. Estoy extasiado de estar en mi primera semi”, destacó Nishikori, que tiene como entrenadores al argentino Dante Bottini y a Michael Chang, el campeón de Roland Garros 1999.

El último japonés en avanzar a una semifinal de una de las cuatro grandes citas fue Jiro Satoh en Wimbledon 1933, mucho antes del inicio de la era abierta. Ichiya Kumugae, en 1918, fue el último japonés en alcanzar la fase de los cuatro mejores en un US Open.

En la rama femenina, Serena Williams alcanzó su primera semifinal de la temporada en las grandes citas.

Luego de encajó dos quiebres de servicio seguidos al inicio de su partido contra Flavia Penneta, la máxima preclasificada no tardó en reaccionar y venció 6-3, 6-2 a la italiana y undécima cabeza de serie.

Williams intenta convertirse en la primera mujer que gana el torneo tres veces seguidas, luego que Chris Evert lo hizo en cuatro ocasiones entre 1975-78. También quiere alcanzar a Evert y Martina Navratilova con 18 títulos de Grand Slam.

La oponente de Williams será Ekaterina Makarova (17), la rusa que por primera vez se entreveró en esa instancia de un Slam tras vencer 6-4, 6-2 a Victoria Azarenka. La otra semifinal será escenificada por la danesa Caroline Wozniacki (10) y la china Peng Shuai.

Makarova, de 26 años, había perdido en sus previos cuatro duelos de cuartos de final en las grandes citas, pero esta vez dio el golpe ante la subcampeona de las dos ediciones anteriores del último grande de la temporada.

“Antes no me tenía mucha fe de que podría hacerlo”, dijo Makarova. “Pero hoy la sensación era totalmente distinta”.

Azarenka, quien cometió 27 errores no forzados, reconoció que padeció un malestar estomacal por algo que comió el día previo, pero fue tajante al señalar que eso no justifica su derrota.

“No voy a poner excusas”, dijo la bielorrusa que destrozó la raqueta tras uno de sus fallos. “Intenté lo mejor que pude. Le doy todo el crédito a mi rival. Mereció ganar”.

_____________

Foto: El serbio Novak Djokovic tras vencer al británico Andy Murray en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, el jueves 4 de septiembre de 2014. (AP Poto/John Minchillo).