Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Miranda y el balón parado le dan una nueva victoria al Atlético

JSG. Lisbon (Portugal), 24/05/2014.- Atletico Madrid's Diego Godin (C) celebrates with his teammate Gabi (L) after scoring the 1-0 lead during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at Luz Stadium in Lisbon, Portugal, 24 May 2014. (Lisboa, Liga de Campeones) EFE/EPA/JOSE SENA GOULAO

Almería (España), 24 sep (EFE).- El brasileño Joao Miranda, con un gol de cabeza tras el saque de un corner (minuto 59), firmó una nueva victoria del Atlético de Madrid, otra vez a balón parado, acción con la que los rojiblancos han logrado seis de los siete goles que llevan anotados en liga y siete de los once que suman en encuentros oficiales este curso.


Publicidad

Miranda marcó en una secuencia que el Atlético repite con insistencia. A punto de cumplirse la media hora de partido Koke lanzó desde la derecha del ataque de su equipo un saque de esquina y el central enganchó el esférico con la testa en la zona del primer palo para alojarlo en las mallas de Rubén.

La diana fue suficiente para que los de Diego Simeone, que cumplió el último partido de sanción que le restaba, sumasen tres puntos y lograsen la primera victoria de su historia en liga en el estadio del Almería, a pesar de que las prestaciones ofrecidas no fueron las que exhibían la temporada pasada.

Porque los locales le mantuvieron el pulso a los madrileños durante casi una hora, tiempo durante en el que su propuesta de incomodar la creación atlética le salió bien.

Sin embargo, la primera parte fue del Atlético, con ocasiones y posesión de balón. Aún así, el Almería, con un excelente trabajo en defensa, consiguió incomodar a los de Simeone, que vio el partido desde un palco, como Francisco, el técnico local, que también estaba sancionado. El inicio fue colchonero, con mucha llegada, pero poca fortuna cara al gol.

La primera ocasión fue para Antoine Griezmann, tras una jugada iniciada por Mario Suárez que el francés remató de cabeza, pero el balón se marchó fuera. La siguiente hizo trabajar a un Rubén en buen estado. El gallego sacó bajo palos un gran remate de Godin, tras saque de esquina de Koke.

El Almería, a la contra, intentó crear peligro, sobre todo por la banda derecha, por donde entraban Ximo Navarro y Wellington Silva. Acabando jugada, los locales consiguieron impedir la salida en velocidad del conjunto colchonero, que aún así siguió disfrutando de ocasiones.

En el minuto 21, dispuso de otra clara ocasión, con un fuerte disparo de Raúl García que el meta local sacó bajo palos, propiciando la contra de su equipo, la solución con la que los de Francisco trataban de mantener al rival incómodo en la creación. De todas formas, las ocasiones locales se remitían a centros sin crear peligro.

En el minuto 29, otra vez intervino Rubén, esta vez para cerrar con un derechazo una nueva oportunidad atlética, tras un disparo de Tiago. Y no fue la última acción porque, en el 40, detuvo otra llegada atlética con remate final de Raúl García.

En la segunda parte, con el Almería menos fresco, comenzaron a aparecer los espacios para el cuadro madrileño. Griezmann, en el minuto 51, no fue capaz de superar a Rubén, que aguantó en el uno contra uno. Arda Turan, en el minuto 53, tampoco aprovechó un buen centro, pero en el 59, a balón parado, Miranda puso al Atlético con ventaja.

Más fresco que el Almería, el desequilibrio le dio opciones al conjunto colchonero que, a la contra, pudo sentenciar por medio de Arda Turan, pero Rubén aguantó bien.

Con los cambios, el Almería buscó ritmo, el Atlético jugó a perderlo, con el marcador a favor, manejando el ritmo de partido y no dando opciones a un Almería que pidió penalti de Miranda sobre Soriano ya con 0-1 en el marcador. Era el inicio de una fase de intenciones de los locales ante un Atlético serio atrás. En el minuto 85, Mauro dos Santos pudo anotar a la salida de un córner, pero no encontró portería.