Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mata sentencia y De Gea sostiene al United en el clásico de la Premier

Liverpool's Steven Gerrard (L) stands dejected as the Manchester United players celebrate Robin Van Persie's goal making the score 3-0 during the English Premier League soccer match between Manchester United and Liverpool at the Old Trafford, in Manchester, Britain, 14 December 2014. EFE/EPA/PETER POWELL.

Redacción deportes, 14 dic (EFE).- El centrocampista Juan Mata sentenció el triunfo por 3-0 del Manchester United en Old Trafford en el clásico inglés ante el Liverpool, donde Antonio Valencia jugó todo el partido y realizó una asistencia.


Publicidad

El conjunto de Louis Van Gaal sumó su sexta victoria consecutiva y se asienta en la tercera plaza, por detrás del líder, el Chelsea, y del Manchester City.

Fue el meta internacional español quien tuvo un mayor protagonismo a pesar de la aparente superioridad del equipo de Louis Van Gaal.

El Liverpool plantó cara al United, pero se encontró con David de Gea, que hizo seis intervenciones salvadoras. Terminó por desquiciar al italiano Mario Balotelli y a Raheem Sterling, que no pudieron con el exportero del Atlético de Madrid en los mano a mano de que dispusieron.

El Manchester United puso el partido a su favor antes del cuarto de hora, cuando Wayne Rooney culminó una acción del ecuatoriano Antonio Valencia. Para entonces, ya había aparecido De Gea.

El Liverpool reaccionó. Se mostró superior en el centro del campo y acosó el área local. Sin embargo, fue Juan Mata el que dio aire al equipo de Van Gaal. Remató en el segundo palo un balón procedente del holandés Robin Van Persie poco antes del descanso y firmó el 2-0.

Brendan Rodgers recurrió, entonces, a Balotelli y después a Lazar Markovic. Obligó al United a emplearse a fondo en defensa. De Gea sacó del apuro a su equipo con actuaciones decisivas.

El cuadro local cerró el choque a veinte minutos del final con un gol de Van Persie.

El revés acentúa el mal momento del Liverpool, en la décima plaza y con solo dos triunfos en los últimos cinco partidos.