Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Súper Bowl: A los 37 años, Brady quiere más títulos

Tom Brady ofrece una conferencia de prensa el 2 de febrero del 2015 en Phoenix al día siguiente de la victoria de los Patrios en el Súper Bowl. (AP Photo/The Arizona Republic, John Samora)

PHOENIX (AP) — Tom Brady sabe lo que tiene por delante: Más victorias en el Súper Bowl.


Publicidad

Por lo menos, eso es lo que espera en el futuro.

Al día siguiente de la victoria de los Patriots 28-24 sobre Seattle, el quarterback más exitoso de su generación bien pudo haber hablado de los cuatro pases de touchdown que hizo ante la defensa más cotizada de la NFL. Sin embargo, no miraba hacia atrás, sino hacia adelante.

“Estoy en la mitad de mi carrera”, declaró Brady el lunes cuando le entregaron el auto que ganó luego de ser elegido por tercera vez el jugador más valioso del Súper Bowl, igualando una marca de su ídolo Joe Montana. “Me encanta este deporte. Me encanta jugar. Quiero seguir representando a nuestro equipo”

Ese equipo, y las versiones previas que él comandó, ganó tres Súper Bowls en cuatro años y luego perdió otras dos finales. Brady sabe que casi caen contra Seattle y que ganaron solo porque, arrinconados en su propio campo, interceptaron un pase a 20 segundos del final.

“Pasamos por eso dos veces en los últimos siete años, en que estuvimos arriba hacia el final del partido y no pudimos dar el golpe de gracia”, comentó Brady en alusión a las derrotas ante los Giants en las finales del 2008 y del 2012. “Me alegro de haber tenido la oportunidad de hacerlo esta vez. El técnico nos habló toda la semana acerca de cómo se iban a desarrollar los 60 minutos y así fue”.

“Nunca nos entregamos. Estábamos 10 puntos abajo en el cuarto período y (Seattle) se colocó en la yarda 1 con 20 segundos por jugarse, pero los muchachos jamás bajaron la guardia. Uno pelea hasta el final y pueden pasar cosas grandes”.

Brady encabezó la remontada y la coronó con ocho pases completos en la ofensiva final, incluido uno de tres yardas a Julian Edelman que fue el TD de la diferencia.

El mariscal de campo dice que espera jugar hasta bien entrados los 40 y que se cuida mucho para estar en la mejor forma física.

Su técnico Bill Belichick dijo que, si bien Seattle dominó buena parte del partido y estuvo diez puntos arriba, siempre supo que si evitaban que los Seahwaks se alejasen en el marcador, tenían posibilidades porque Brady puede liquidar al rival en los minutos finales.

“Es un gran jugador”, afirmó. “Ha sido un privilegio dirigir a Tom por los últimos 15 años, 14 de ellos como titular. Tenemos una gran relación. Nos reunimos siempre varias veces a la semana”.

“Nadie se merece los elogios que está recibiendo más que Tom. Es nuestro líder. Un gran competidor, que se prepara bien. Tiene mucho aplomo y mucha presencia. No es perfecto, nadie lo es, pero, como tantos otros jugadores de nuestro equipo, pelea hasta el final”.

“No hay ningún otro jugador que respete tanto como a Tom. Ha sido un baluarte de nuestro equipo la última década y media”, insistió.