Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasileños van tras el dinero al fútbol chino

SAO PAULO (AP) — La mayoría de los futbolistas brasileños sueñan con ser estrellas en algún club europeo. Sin embargo, cada vez más de las promesas de ese país se dirigen hacia un puerto totalmente distinto.


Publicidad

China se ha convertido en el nuevo destino para algunos de los mejores jugadores brasileños, en vez de Inglaterra, España o Alemania.

Gracias a grandes inversiones de dinero para impulsar el fútbol en el país asiático, los clubes chinos atraen a cada vez más jugadores sudamericanos, que son tentados por sus enormes salarios.

Los clubes chinos son los que más han gastado este año en transferencias de clubes brasileños, con un desembolso de casi 40 millones de dólares para fichar a nueve futbolistas sudamericanos.

“China intenta convertirse en un protagonista mundial del deporte, quiere ser importante a nivel mundial”, dijo Fernando Ferreira, director de la firma brasileña de asesoría deportiva Pluri. “Y fichar a algunos de los mejores jugadores de Brasil es parte de ese proceso, parte de esa estrategia. Vienen a Brasil en busca de materia prima, de mano de obra talentosa”.

China es el tercer país con mayor gasto en transferencias internacionales en 2015, según las cifras divulgadas por la FIFA, sólo superado por Alemania (118 millones) e Inglaterra (174 millones).

Los clubes chinos han gastado más de 85 millones de dólares en el mercado internacional hasta el 17 de marzo, dijo la FIFA, más de cinco veces de lo que gastaron en 2013. Y ya superan por siete millones lo que gastaron en todo 2014.

Ucrania, Italia y España fueron los países que más gastaron para fichar jugadores de clubes brasileños entre 2011 y 2014, pero ahora todos fueron superados por China. Y cada vez es más difícil para otros mercados competir con los chinos, especialmente en la puja por jugadores de segunda categoría que no interesan a gigantes como Barcelona, Real Madrid o Chelsea.

Estos futbolistas ahora reciben mejores ofertas de equipos en China, que de clubes europeos más pequeños.

“Jugadores que valen tres o cuatro millones de euros para equipos en Europa, ahora están siendo fichados por unos 10 millones en China”, dijo Ferreira.

“Algunos países europeos ya no pueden fichar tantos jugadores como antes, y China ha surgido como un mercado nuevo, invirtiendo en el fútbol y llevándose a algunos de los mejores y entrenadores para mejorar su fútbol”, apuntó el técnico de la selección brasileña, Dunga. “Tenemos que adaptarnos a esto lo mejor posible”.

El delantero Diego Tardelli se convirtió este año en el primer jugador de un club chino que es convocado a la Verdeamarela. Tardelli era considerado como uno de los mejores talentos del país cuando fue fichado por Shandong Luneng.

Antes de aceptar la transferencia, Tardelli dijo que llamó a Dunga para preguntarle si pondría en riesgo su puesto en la selección al irse a una liga de poca tradición.

“Le dije que no voy a analizar a un jugador sólo tomando en cuenta dónde juega. Voy a analizarlo tomando en cuenta su desempeño”, respndió Dunga. “Pero hay que tomar en cuenta que habrá más presión sobre estos jugadores. Si no juegan bien, la gente dirá que es porque se fueron a un país donde el fútbol no es tan competitivo”.

Otra transferencia importante fue la de Ricardo Goulart, quien ayudó a Cruzeiro a conquistar dos títulos consecutivos de liga y estaba en la mira de algunos equipos grandes de Europa después de debutar el año pasado con la selección.

La transferencia de Goulart de Cruzeiro a Guangzhou Evergrande, por unos 16,2 millones de dólares según informes de prensa, fue la transacción más cuantiosa de un club brasileño en el anterior mercado de transferencias, y la venta más cara de un jugador brasileño a un club chino.

Otros jugadores que se han ido de clubes brasileños a China este año son los argentinos Hernán Barcos y Darío Conca, y el boliviano Marcelo Moreno.

Cerca del 30% de los jugadores extranjeros en la primera división china son brasileños o vienen de clubes brasileños.

“Esto continuará así por algún tiempo”, pronosticó Ferreira. “China seguirá siendo un mercado atractivo para los futbolistas y sólo podemos asumir que el país eventualmente se convertirá en una potencia del fútbol”. (D).