Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lluvia, Pereira y la extraña jornada en Toronto

El nadador brasileño Thiago Pereira afirmó hoy, jueves 9 de julio, estar "preparado" para ganar al menos cuatro medallas en Toronto (Canadá) y convertirse así en el mayor medallista en la historia de los Juegos Panamericanos. "No va a ser fácil, claro que no, pero me siento preparado y listo para ese gran desafío", aseguró en una entevista con EFE. EFE/José Méndez

TORONTO  — La lluvia, que no se había presentado durante los Juegos Panamericanos, azotó Toronto con fuerza. Un nadador brasileño conquistó una medalla histórica sin saltar a la piscina para la final.


Publicidad

La manabita Estefanía García obtuvo  una medalla de oro en judo, la segunda para Ecuador. Un gimnasta guatemalteco ganó oro en piso. Y un nadador argentino subió a lo más alto del podio en el Centro Acuático.

La jornada del martes no fue muy común en los Juegos Panamericanos.

Quizás el único tinte de normalidad lo dio Colombia, que siguió cosechando oros en las pesas.

En la piscina, o más bien fuera de esta, Tiago Pereira se convirtió en el máximo medallista brasileño en la historia de los Panamericanos. Lo hizo con algo de “jeitinho brasileiro”, es decir astucia propia de ese país.

Pereira participó en las eliminatorias del relevo 4×100 estilo libre, pero no en la final. Brasil sabía que su equipo no tendría problema para conseguir el boleto a la final con Pereira, para la que reservó sin embargo a sus mejores fichas de la especialidad, lo que permitió al legendario nadador conseguir el hito.

Así, empató al también nadador Gustavo Borges con 19 preseas.

Pero “Mister Pan” Pereira podría conseguir algo más. Está a cuatro preseas de las 22 que consiguió el retirado gimnasta cubano Erick López, máximo medallista en la historia de estas justas.

Y participará en cinco pruebas individuales más y en dos relevos.

En el Centro Acuático de Toronto se vivió otro hecho inusitado. El argentino Federico Grabich se apuntó el mayor éxito deportivo de su vida, al conquistar el oro en los 100 metros libres.

Grabich, de 25 años y bronce en Guadalajara 2011 (relevo 4×100), se proclamó monarca continental en Toronto, con un tiempo de 48,26 segundos, un nuevo récord argentino.

El medallista es parte de una nueva generación de nadadores argentinos que han dado un salto de calidad de la mano del entrenador australiano Bill Sweetenham, contratado en el marco de un plan de desarrollo deportivo que comenzó en 2009 y se financia con un impuesto a las llamadas móviles.

“Nos dio un entrenamiento muy distinto al que estábamos haciendo y me dio mucho resultado. A partir del año pasado empecé a sentir el cambio”, dijo el nadador.

Pero lo del guatemalteco Jorge Vega en la gimnasia fue una verdadera campanada.

Vega, de 19 años, ganó el martes la final de piso en el Coliseo de Toronto y le regaló a su país la primera medalla dorada de esta edición de la justa continental.

“Yo esperaba ganar un Pachi, nunca me imaginé que íbamos a tocar el metal dorado”, admitió Vega en diálogo con la prensa. La mascota Pachi es un puercoespín de peluche y se les entrega a los competidores como recuerdo.

Fue la primera presea de Guatemala en Toronto.

Canadá suma en cambio 64, incluidas 25 de oro, con lo que siguió en la cima del medallero. Destacó el desempeño del equipo local en la natación, con tres oros, de los cuales el más significativo fue el conseguido en los 100 metros libres para mujeres.

Chantal Van Landeghem doblegó a la legendaria Natalie Coughlin en la final. La veterana estadounidense debió conformarse con la plata luego de haber impuesto un récord panamericano por la mañana en la eliminatoria.

Fue otro hecho curioso durante esta jornada en Toronto, lo mismo que el empate firmado entre Argentina y Chile en la final del remo, para compartir el oro dentro de la modalidad de doble par sin timonel para hombres.

Colombia no dio espacio para sucesos raros. Dos medallas de oro más en las pesas ratificaron su poderío.

La plusmarquista Ubaldina Valoyes y Leidy Solís lograron esas victorias.

“Es muy gratificante obtener otro oro y darle alegría a mi gente”, dijo Valoyes. “Las muchachas y todo el equipo que vino a Toronto están muy bien preparados”.

Colombia se llevó así dos de las tres finales de la penúltima fecha para alejarse en el medallero de la halterofilia con ocho oros, tres platas y dos bronces en las pesas.

En la tabla de medallas en general, la delegación cafetera es cuarta, por encima de Brasil y México. Cuba marcha tercera y Estados Unidos es segundo, a seis preseas doradas de los canadienses. Ecuador, que ha obtenido hasta ayer dos de oro, siete de plata y cinco de bronce, subió al noveno lugar.

Con reportes de LUIS RUIZ, Associated Press