Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Barcelona sin Messi sucumbe 2-1 en Sevilla

SEVILLA, 03/10/2015.- El centrocampista del Sevilla Vicente Iborra (i) celebra con sus compañeros el gol marcado ante el Barcelona, el segundo del equipo, durante el partido correspondiente a la séptima jornada de Liga que disputan frente al FC Barcelona en el estadio Sánchez Pizjuan. EFE/Jose Manuel Vidal

BARCELONA, España (AP) — Esta vez ni Luis Suárez ni una mejor versión de Neymar en ausencia de Lionel Messi lograron rescatar al Barcelona, que el sábado perdió por 2-1 en cancha del Sevilla por la séptima fecha de la liga española y dejó mala imagen por tercer partido consecutivo desde que el astro argentino se lesionara la rodilla hace una semana.


Publicidad

Con baja prevista al menos para mes y medio más, Messi pudo constatar a distancia como su equipo le echa de menos, pues el Barsa cedió su segunda derrota del campeonato en cancha del cuadro andaluz, que empezó la jornada en 16ta posición en la tabla y subió a la décima.

Los azulgranas sí pudieron vencer 2-1 al Las Palmas tras lesionarse Messi a los nueve minutos, gracias a dos goles de Suárez, y volvieron a ganar ante el Bayer Leverkusen por 2-1 el martes en la Liga de Campeones, igualmente con gol del ariete uruguayo. Pero en ambos partidos destilaron mal fútbol, en el segundo perdieron también al volante Andrés Iniesta por lesión y, ya en Sevilla, evidenciaron todas sus carencias sin el concurso de “La Pulga”.

Al cuadro de Unai Emery le bastaron goles de Michael Krohn-Dehli a los 52 minutos y Vicente Iborra a los 58 para tumbar al equipo barcelonista, que pudo recortar gracias a un penal convertido por Neymar (74) pero quedó relegado al tercer lugar con 15 puntos, con peligro de ser rebasado por Real Madrid y Atlético de Madrid, quienes suman 14 y 12 unidades, respectivamente, y se enfrentan entre sí el domingo.

El líder por ahora es el Villarreal con 16 puntos, seguido del Celta de Vigo con 15. Los primeros enfrentan al Levante en la jornada dominical.

La fecha sigue a continuación con los partidos Granada-Deportivo La Coruña, Espanyol-Sporting de Gijón, Las Palmas-Eibar y Málaga-Real Sociedad.

Sevilla y Barsa disputaron una primera parte exenta de florituras y a campo abierto para beneficio de conducciones y pelotazos largos. A los locales, la apuesta pareció pasarles factura con el transcurrir de los minutos, pues fueron perdiendo frescura hombres clave del mediocampo como Grzegorz Krychowiak o extremos con capacidad de desborde como Víctor Machín “Vitolo”.

Los barcelonistas se apoyaron con frecuencia en la banda derecha de Sergi Roberto, vieron aparecer una mejorada versión de Sergio Busquets en el eje y disfrutaron de un Neymar protagonista, quien asumió galones de líder en ausencia de Messi e Iniesta.

El brasileño fabricó la mejor ocasión del primer tiempo al forzar un tiro libre directo que ejecutó él mismo de forma ejemplar pero con escasa fortuna, pues la pelota impactó en el poste por dos veces tras rebotar en el cuerpo del arquero y se paseó por la línea de gol sin que Gerard Piqué se decidiera a empujar, permitiendo el rechace de la defensa.

Antes, Neymar ya había probado los reflejos de Sergio Rico y asistido a Suárez, lento en la definición, finalmente tapado por el central Timothé Kolodziejczak.

Kevin Gameiro fue el principal azote de la defensa visitante, aunque el chileno Claudio Bravo, reaparecido tras su lesión, controló su cabezazo picado primero y aguantó luego otra buena incursión tras pase diagonal de Krohn-Dehli.

Sin excesos pero con la sensación de que el primer gol era cuestión de tiempo, el Barsa alcanzó el descanso pendiente de ajustar conceptos ofensivos. Sin embargo, fue el Sevilla el que salió como un tiro de la caseta en todos los sentidos y, tras una recuperación de Krychowiak, Gameiro retó a Jordi Alba y Jeremy Mathieu en velocidad, ganó la carrera y cruzó para que Krohn-Dehli remachara a gol en llegada al segundo poste.

El tanto fue el primero encajado por Bravo en el campeonato, retrató a los laterales barcelonistas, y Mathieu volvió a quedar malparado en el 2-0, cabeceado por Iborra, aprovechando un centro de Krohn-Dehli y la mala posición en el área del zaguero francés.

Con el partido inclinado del lado local, Neymar volvió a tirar del Barsa y sacó a relucir lo mejor de su diestra, pero Rico sacó dos latigazos prácticamente consecutivos. El recorte visitante llegó de penal por mano de Bénoit Trémoulinas y lo subió de tiro raso el brasileño, capaz de generar otra gran ocasión con profundización para Suárez, cuyo centro remató al poste Sandro Ramírez. (D).