Ecuador. Lunes 24 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Valdez: Conmebol en “situación bastante urgente”

Foto de archivo. El presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter (i), participa con el presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout (d), en el congreso ordinario de la Conmebol hoy, miércoles 4 de marzo de 2015, en Luque (Paraguay). EFE/Andrés Cristaldo.

MONTEVIDEO, Uruguay (AP) — La Conmebol está en una situación “urgente y complicada” tras el arresto de su presidente y las acusaciones contra otros miembros de su plana mayor, dijo el líder interino del organismo rector del fútbol en Sudamérica.


Publicidad

El tercer vicepresidente Wilmer Valdez quedó a cargo de la Conmebol tras el arresto en Zurich de su presidente Juan Angel Napout. El primer vicepresidente Rafael Esquivel, de Venezuela, fue arrestado en mayo como parte de la primera ronda de acusaciones, y el segundo Sergio Jadue, de Chile, se declaró culpable en el caso relacionado con el pago de millonarios sobornos a cambio de los derechos comerciales de torneos, anunció el jueves el Departamento de Justicia estadounidense.

“Es una situación bastante urgente y complicada”, Valdez, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, en declaraciones a The Associated Press. “Hay que tener mucha tranquilidad, dejar que pasen las horas, los días, y vamos a resolver los temas”.

Valadez dijo que en los próximos días viajará a Asunción, donde tiene su sede la Conmebol, y la próxima semana habrá una reunión del comité ejecutivo para decidir los pasos a seguir. Varios miembros de ese comité están entre los acusados del jueves, incluyendo el presidente de la federación ecuatoriana Luis Chiriboga.

“La Conmebol es una institución demasiado grande y tiene que seguir porque es el fútbol sudamericano, uno de los más importantes del mundo”, afirmó Valdez. “En consecuencia, a la Conmebol hay que cuidarla, hay que potenciarla y hacerla crecer más”.

“Todos los presidentes, por supuesto, hemos estado en contacto en el día de hoy y todos estamos preocupados. Es claro que la Conmebol debe seguir y debe resolver sus temas”, agregó.

La mayoría de la cúpula de la Conmebol está involucrada en el escándalo de sobornos: el Departamento de Justicia estadounidense anunció que el secretario general José Luis Meszner y el tesorero Carlos Chávez están entre los acusados, junto con el presidente de la federación de Brasil, Marco Polo del Nero. Luis Bedoya, hasta el mes pasado presidente de la federación colombiana, se declaró culpable por los mismos cargos que Jadue.

Chiriboga se expresó desafiante en declaraciones con radio DiBlu de Quito: “No he renunciado y no voy a renunciar”.

Otros acusados son el ex secretario general del organismo, Eduardo Deluca, el extesorero Romer Osuna, y el expresidente de la federación de Perú, Manuel Burga.

Valdez tendrá como mano derecha al tesorero interino Luis Segura, aunque el argentino podría durar poco si pierde el jueves por la noche las elecciones presidenciales de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ante Marcelo Tinelli.

“En estos momentos existe confusión sobre la administración de la institución”, dijo a The Associated Press un funcionario de la Conmebol, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar al respecto.

Los antecesores de Napout, Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo, fueron acusados en mayo por el Departamento de Justicia estadounidense, entre los dirigentes del fútbol y empresarios del marketing deportivo involucrados con el pago de millonarios sobornos a cambio de los derechos comerciales de torneos. Figueredo está detenido en Suiza y Leoz en Paraguay, y ambos luchan contra las solicitudes de extradición de Estados Unidos.

Chávez, expresidente de la federación boliviana, está preso desde julio en una cárcel en Bolivia por cargos de apropiación de fondos de un partido amistoso. Alberto Lozada, un integrante del comité disciplinario del organismo sudamericano, también fue arrestado por ese mismo caso en Bolivia.

El primer vicepresidente Esquivel fue uno de los dirigentes arrestados en Suiza en mayo.

Las autoridades chilenas anunciaron el jueves que investigan a Jadue por lavado de activos, y a la federación por el desvío de dinero para contratar abogados en el extranjero.

El Departamento de Justicia estadounidense dijo que, como parte de su declaración de culpabilidad, Jadue y Bedoya aceptaron entregar los fondos que tienen en cuentas en Estados Unidos y Suiza, respectivamente.

“Es una verdadera vergüenza lo que está pasando con nuestro fútbol”, dijo a la AP el presidente interino de la federación boliviana, Marco Ortega. “Hoy sabemos que por la dirigencia la Conmebol ya no es un ente creíble ni respetable, porque está metido en varios actos de corrupción”.

La situación en la CONCACAF también es complicada, ya que junto con Napout fue arrestado en Suiza el presidente del organismo rector en Norte, Centroamérica y el Caribe, Alfredo Hawit. El hondureño es el tercer presidente o ex presidente de la CONCACAF arrestado como parte del escándalo, tras las detenciones de su antecesor Jeffrey Webb y de Jack Warner.

“La Conmebol y la CONCACAF están en serios aprietos ya que no hay líderes viables, y la mayoría de los dirigentes que trabajan en las organizaciones están vinculados de alguna manera con los arrestados, así que quizás no haya nadie limpio”, dijo Christopher Gaffney, un académico de la Universidad de Zurich que estudia el fútbol y otros eventos deportivos.

“Sabíamos que las figuras de la Conmebol en particular, que vienen de federaciones corruptas y turbias como la AFA, CBF (Brasil) y AUF (Uruguay), no tendrían muchos incentivos para limpiar la casa”, agregó. (D).