Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El FBI investigará ataque contra Google

 


Publicidad

WASHINGTON (AP) – La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton advirtió el jueves que el FBI investigará las denuncias hechas por Google de que ciberpiratas chinos atacaron su sistema de correo electrónico.

Clinton dijo a los periodistas que el gobierno del presidente Barack Obama estaba perturbado por las acusaciones, que calificó de “muy graves”.

Google reveló el miércoles que centenares de cuentas personales de su sistema de correo electrónico Gmail habían sido infiltradas, entre ellas algunas de altos funcionarios del gobierno, personal militar y activistas políticos de Estados Unidos.

Google dijo que rastreó el origen de los ciberataques en Jinán, China, sede de una escuela vocacional militar cuyas computadoras fueron asociadas con otro ataque a los sistemas de Google hace 17 meses.

China negó el jueves que hubiera apoyado cualquier actividad de ciberpiratería, y dijo que su gobierno participa en los esfuerzos globales para combatir las amenazas de la seguridad informática.

El vocero de la cancillería china, Hong Lei, dijo el jueves a la prensa que China se opone firmemente a las actividades de sabotaje en internet y contra la seguridad de las computadoras.

Hong agregó que la ciberpiratería es un problema mundial y que las propias redes chinas han sido objetivo de los hackers, pero no dio detalles.

China trabajaba para enfrentar el problema, dijo Hong, pero no respondió cuando le preguntaron si investigaría este incidente específico.

“Las denuncias de que el gobierno chino apoya las actividades de piratería informática son totalmente infundadas y se hacen con segundas intenciones”, dijo Hong.

Google agregó que todas las víctimas han sido notificadas y que se ha reforzado la seguridad de sus cuentas.

Esta vez, los intrusos electrónicos parecieron depender de tácticas utilizadas para hacer creer a la gente que están comunicándose con algún conocido o alguna empresa confiable.

Una vez que estas incursiones consiguen la información necesaria para entrar en una cuenta de correo electrónico, pueden usar el acceso para enviar mensajes que engañan a otras víctimas.

Los ataques recientes no parecen estar vinculados con los del año pasado. Esa intrusión atacó los mismos sistemas de seguridad de Google y desencadenó una batalla con el gobierno comunista chino sobre censura en línea.

Las tensiones se intensificaron ante la sospecha de que el gobierno chino pudiese haber tenido una participación, por lo menos indirecta, en los ataques, posibilidad que Google no descartó.

En el marco de una conferencia en Londres, el coordinador de asuntos cibernéticos del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el jueves que las autoridades norteamericanas investigan el caso. Christopher Painter dijo que el caso de ciberpiratería ilustra el problema de la “atribución” en el ciberespacio.

“La cuestión de la atribución y saber si hay actores estatales o no estatales involucrados es un gran problema en la seguridad cibernética”, dijo Painter a The Associated Press.